El primer país árabe en celebrar la fiesta del orgullo gay #En60”

Líbano se ha convertido en el primer país árabe en celebrar la fiesta del orgullo gay, pero el evento de apertura programado ha tenido que ser cancelado después de que varios grupos de islamistas amenazasen con ejercer violencia contra los participantes en las celebraciones.

La mayor parte de los países en la región no tolerarían ningún tipo de celebración pública a favor de la comunidad LGTB. De hecho, muy pocos países de Oriente Próximo reconocen los derechos de sus ciudadanos gays, lesbianas, bisexuales o transexuales, que tienen que enfrentarse a multas, penas de cárcel o incluso de muerte por su identidad sexual. A pesar de que el movimiento en defensa de los derechos de los gays y lesbianas ha crecido de forma estable en Beirut, los actos homosexuales continúan siendo un delito y pueden ser castigados con hasta un año de cárcel.

Las encuestas muestran que la inmensa mayoría de la población libanesa rechaza la homosexualidad, pero la ciudad de Beirut ya está tomando medidas contra la homofobia. Este año, por fin un tribunal estableció que la homosexualidad no era un delito, sino una forma de amor libre.