La ONU teme que hasta 200.000 personas huyan de Mosul

Hasta 200.000 personas podrían huir próximamente de Mosul ante la intensificación de la ofensiva por parte de las fuerzas iraquíes para arrebatar la segunda ciudad del país al grupo terrorista Estado Islámico, ha alertado este jueves Naciones Unidas, advirtiendo de que cada vez es más difícil ofrecer asistencia a quienes escapan.

 

Desde que el Gobierno iraquí lanzó la ofensiva sobre Mosul el pasado mes de octubre, un total de 700.000 civiles se han visto desplazados, 500.000 de ellos de la parte occidental de la ciudad, cuyo asalto comenzó en febrero.

 

“El número de personas que huyen de sus casas en el oeste de Mosul es abrumador”, ha reconocido la coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande. “Estamos hablando de grandes cantidades de familias que están dejando todo atrás y que están huyendo en circunstancias muy difíciles”, ha subrayado.

Muchos de los que huyen han tenido problemas para acceder a comida y “no han tenido acceso a agua potable y medicinas desde hace semanas o meses”, ha incidido, asegurando que las organizaciones humanitarias están haciendo “todo lo posible” para ayudarles en su huida y cuando llegan a los campos para desplazados y centros de emergencia.

Grande ha advertido de que ante el elevado número de personas que huyen “cada vez es más difícil garantizar que los civiles reciben la asistencia y protección que necesitan”. “A medida que las operaciones militares se intensifican y avanzan hacia la zona de la Ciudad Vieja de Mosul, esperamos que hasta 200.000 personas huirán”, ha alertado.

“La batalla militar en Mosul no ha terminado aún e incluso cuando lo haga, la emergencia continuará durante meses”, ha subrayado la responsable de la ONU, resaltando, la “increíble generosidad” de los residentes en las partes de la ciudad que ya han sido liberadas y que están “abriendo sus casas y cuidando a los desplazados del oeste”.

“No tenemos otra opción, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para movilizar más recursos y conseguir asistencia para las personas que más lo necesitan”, ha reclamado Grande, advirtiendo de que “cientos de miles de vidas están en juego“.

De los 985 millones de dólares que la ONU pidió este año para Irak con el fin de atender las necesidades humanitarias en el país, solo se han recibido el 28 por ciento. Del total, unos 331 millones de dólares son necesarios para la operación en Mosul.