Desmantelados dos grupos dedicados al robo en viviendas

Efectivos de la Guardia Civil de Málaga ha detenido a 16 personas supuestamente pertenecientes a dos bandas organizadas, que han sido desarticuladas. Por el momento, se han logrado esclarecer 67 robos en viviendas de siete provincias, cinco de ellas andaluzas, como son Málaga, Granada, Córdoba, Jaén y Almería; junto a Murcia y Burgos. La mayoría de los arrestados han ingresado en prisión.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, acompañado por el coronel jefe de la Comandancia de Málaga, Jesús Esteban; y el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones; ha dado a conocer este jueves en Málaga el resultado de dos operaciones, denominadas ‘Lake’ y ‘Noper’, en las que se han recuperado gran cantidad de los efectos sustraídos en los asaltos.

Los agentes que investigaban a ambos grupos criminales decidieron coordinar y realizar la fase de explotación de ambas de forma simultánea con el fin de dar un “duro golpe” a este tipo de organizaciones dedicadas al robo en viviendas. La mayoría de los detenidos tienen antecedentes por este tipo de delitos.

Sanz ha dicho que se es “consciente” de “la alarma social y la preocupación ciudadana que generan los robos en viviendas”, y ha asegurado que el Ministerio del Interior trabaja para “potenciar la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la persecución y detención de estas bandas criminales, con la puesta en marcha de planes específicos de prevención” y actualizar los existentes.

Por su parte, el coronel ha señalado que “el porcentaje más grande de nuestro acerbo delincuencial son los delitos contra el patrimonio”, por lo que ha asegurado que desde la Comandancia “hicimos una reflexión y un análisis” en el sentido de reorientar los equipo de compañía para “intensificar” la lucha contra los robos en viviendas.

Asimismo, ha indicado que en estas operaciones los juzgados competentes han autorizado medidas de investigación “excepcionales” y “extraordinarias”, que siempre se utilizan como último recurso, pero normalmente para otro tipo de delitos, como son las intervenciones telefónicas.

 

Operaciones contra el robo de viviendas

 

En cuanto a la operación ‘Lake’, Sanz ha informado de que ha sido desarrollada por el equipo de Policía Judicial de la localidad malagueña de Vélez-Málaga y por el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga. Por su parte, el coronel ha indicado que es fruto de una inspección ocular en la que se encontró una huella dactilar en una cajetilla de tabaco y de otras evidencias.

En ella se ha desarticulado una organización criminal que había cometido robos en las provincias de Málaga, Almería, Granada, Jaén, Murcia y Burgos y que se encontraba asentada en la localidad de Roquetas de Mar (Almería), desde donde se trasladaban a otras provincias para cometer los hechos delictivos.

Para sus desplazamientos utilizaban vehículos robados con placas de matrícula falsas y, una vez que habían cometido el delito, los incendiaban con el fin de no dejar pistas.

Este grupo criminal “era muy activo y causaba una gran alarma social entre la población”, ha apuntado, ya que en cada zona en la que recalaban supuestamente “cometían una oleada de robos”, y la mayor parte de ellos eran cometidos “con los moradores en el interior, no dudando en utilizar la violencia e intimidación contra ellos para alcanzar sus fines, llegando incluso en dos ocasiones a amenazarlos”.

La investigación se inició tras tener conocimiento de la comisión de nueve robos con fuerza en viviendas en la zona del pantano de la Viñuela (Málaga) y, tras asumir la dirección el Juzgado de Instrucción número 2 de Vélez-Málaga, los agentes se desplazaron a la localidad de Roquetas de Mar (Almería) al objeto de practicar dos registros domiciliarios.

En ellos fueron detenidos los dos cabecillas de la organización, ambos de nacionalidad marroquí, actuándose contra siete personas más, de nacionalidades marroquí y española, a los que se les investiga por los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, apropiación indebida, daños intencionados mediante incendio, falsedad documental y sustracción de vehículos a motor.

Dentro de esta operación en total se han esclarecido 45 robos con fuerza y dos con violencia e intimidación, y en los registros practicados se recuperaron numerosos efectos procedentes de los robos entre los que se encuentran televisores, teléfonos móviles, tabletas, relojes, joyas y dinero en metálico de diversas divisas, como euros, dólares y dólares canadienses.

En la segunda operación, denominada ‘Noper’ y llevada a cabo por agentes pertenecientes al equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Coín (Málaga), han sido detenidas seis personas de nacionalidad rumana y una de nacionalidad italiana, esclareciéndose 20 delitos de robo en viviendas cometidos en las provincias de Málaga, Granada y Córdoba.

La investigación se inició tras tener conocimiento de la comisión de un robo en una vivienda situada en la localidad malagueña de Alhaurín el Grande el pasado mes de marzo. Tras varios robos donde se utilizaba el mismo modus operandi, los agentes abrieron una línea de investigación que dio como resultado la desarticulación de esta organización.

Este grupo criminal actuaba en horario de mañana y principalmente en días laborables para aprovechar la ausencia de los moradores. Una vez que se cercioraban de que la vivienda estaba desocupada, rompían violentamente el bombín de la puerta de acceso sustrayendo el dinero en efectivo y las joyas que ocultaban en pequeños bolsos o bandoleras para no levantar sospechas entre los vecinos.

La mayoría de los efectos sustraídos eran vendidos en una relojería situada en la localidad de Torremolinos (Málaga), cuyo propietario, de nacionalidad italiana, está investigado por un delito de receptación. En este caso, se practicaron tres registros en domicilios de Torremolinos, Fuengirola y Benalmádena donde han sido recuperados dinero en efectivo, relojes y joyas entre otros efectos.

A los detenidos, de nacionalidad rumana, se les investiga por los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza, lesiones y receptación. La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Coín.

El delegado del Gobierno en Andalucía ha felicitado a la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga por “el gran trabajo realizado” en estas investigaciones y ha explicado que tanto este cuerpo como la Policía Nacional han mejorado sus planes contra el robo en viviendas, a fin de adaptarlos a la situación, “promoviendo dispositivos específicos en las zonas donde los robos son más elevados”, como por ejemplo zonas de segunda residencia.

También ha destacado que se ha mejorado la calidad de los atestados e investigaciones para esclarecer los delitos, al tiempo que ha subrayado la importancia de que los ciudadanos se mantengan informados para tomar las medidas preventivas adecuadas, especialmente ahora de cara a las vacaciones de verano, apuntando que la página web de la Guardia Civil presenta una serie de recomendaciones.