Rajoy confía ‘absolutamente’ en Cristina Cifuentes

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que confía “absolutamente” en la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, después de que un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil pida investigarla al relacionarla con la presunta financiación ilegal del PP en la llamada trama Púnica.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, tras responder a tres preguntas de control de PSOE, Ciudadanos y ERC, se ha preguntado a Rajoy si confía en Cifuentes y ha respondido lacónico: “Absolutamente y ya lo he explicado ahí”.

Precisamente, el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha sacado a relucir el “enésimo informe de la Guardia Civil” mencionando “en este caso” a Cifuentes “en relación con el amaño de contratos en la Comunidad de Madrid”. Además, ha criticado que la presidenta madrileña critique a la Justicia cuando la “implica” la UCO.

 

También ‘Génova’ confía en Cifuentes

 

Este mismo martes también la dirección nacional del PP expresó su confianza en Cifuentes después de que un informe de la UCO –incluido en el sumario que investiga la presunta financiación irregular del PP de Madrid– se pide investigar la actuación de la presidenta madrileña cuando era vicepresidenta de la Asamblea.

En ese momento, Cifuentes formaba parte del comité de expertos que valoraba las ofertas y presidía la Mesa de contratación que adjudicó al Grupo Cantoblanco, propiedad de Arturo Fernández, los contratos de restauración. El citado informe encuentra un “nexo causal” entre el “favorecimiento” a ese empresario y sus aportaciones económicas a Fundescam, fundación vinculada al PP de Madrid.

En una comparecencia pública, Cifuentes defendió su “honradez” y se refirió al informe elaborado por la UCO como una “relación de juicios de valor sin fundamento jurídico”. Además, destacó que “el 100% de las decisiones” que se llevaron a cabo en la mesa de contratación se hicieron de acuerdo a los informes técnicos, y que esas decisiones se tomaban “por unanimidad”.