Chelsea Manning sale de prisión tras siete años por la filtración a WikiLeaks

Chelsea Manning, responsable de la mayor filtración de documentos clasificados en la historia de Estados Unidos a WikiLeaks, ha salido este miércoles de la prisión militar en la que ha pasado los siete últimos años.

Según ha informado el Ejército estadounidense en un comunicado, Manning, de 29 años, ha salido de la prisión militar de Fort Leavenworth, en Kansas, hacia las 2.00 (hora local).

Sus abogados, Nancy Hollander y Vincent Ward, han confirmado la “salida segura” de Manning y han pedido “respetar la privacidad” de su cliente “ahora que empieza a adaptarse a una vida fuera de prisión”. “Chelsea mira hacia el futuro”, han dicho en un comunicado conjunto.

“Después de otros cuatro meses de ansiosa espera, el día finalmente ha llegado”, ha dicho Manning en sus primeras declaraciones, de acuerdo con sus abogados. “Estoy preparada para lo que venga. Cualquier cosa será mucho mejor que el pasado”, ha afirmado.

“A medida que reconstruyo mi vida, me prometo a mí misma no revivir el pasado. El pasado siempre me afectará y lo mantendré en mente mientras recuerde cómo influyó. Es solo mi punto de partida, no mi destino final”, ha añadido, en declaraciones enviadas a la cadena estadounidense ABC.

Manning fue condenada a 35 años de cárcel por entregar aproximadamente 75.000 documentos a WikiLeaks, parte de los cuales fueron publicados por la prensa. Dichos documentos contenían información sobre los conflictos en Irak y Afganistán así como sobre el centro de detención de Guantánamo.

Su puesta en libertad este miércoles es el resultado de la conmutación de su pena decretada por el expresidente Barack Obama poco antes de abandonar la Casa Blanca, quien justificó su decisión, entre otras cosas, por lo “desproporcionado” de la pena y que ya había pasado un tiempo significativo entre rejas.

 

“Terrible calvario” para Chelsea Manning

 

“A lo largo del terrible calvario por el que ha pasado Chelsea Manning, miles de activistas de Amnistía Internacional de todo el país y del resto del mundo han hecho campaña sin descanso por la llegada de este día”, ha celebrado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos.

“Chelsea ha recibido un trato especialmente mortificante, dado que no se han exigido responsabilidades a nadie por los presuntos crímenes que ella puso al descubierto”, ha añadido en un comunicado.

“Aunque celebramos su liberación, seguiremos pidiendo una investigación independiente sobre las posibles violaciones de Derechos Humanos que Chelsea sacó a la luz, y asimismo que se adopten medidas de protección para que ningún denunciante de irregularidades como Chelsea vuelva a sufrir semejante trato”, ha remachado.

Por su parte, Chase Strangio, de la ACLU, ha calificado de “increíble” la liberación de Manning, de quien ha destacado “la fuerza y el heroísmo que ha demostrado al sobrevivir y compartir su verdad y su vida con todos”. “Tras largos periodos de confinamiento solitario y pese a la insistencia del Gobierno de negarle ciudados médicos y su existencia como mujer, Chelsea ha emergido para inspirar a muchos”, ha valorado.