El misterioso (y oculto) incremento de afiliados en el PSOE de Ceuta

El fracaso de Pedro Sánchez en las elecciones generales que hubo que repetir tras la humillante Sesión de Investidura en la que, por primera vez, un candidato a la Presidencia del Gobierno era rechazado por la Cámara Baja, tuvo en Ceuta una sorprendente consecuencia de afecto al PSOE, inédita en el resto de la geografía nacional.

Según desvela un informe remitido a la dirección federal al que ha tenido acceso Ciudadano Pan, entre el 1 de julio y el 1 de septiembre de 2016 el censo de los socialistas ceutíes sufrió un sospechoso incremento de 90 nuevo afiliados, una cifra que no ha pasado desapercibida para los críticos con la dirección que encabeza Manuel Hernández. Sobre todo si se tiene en cuenta que entre enero de 2012 y julio de 2015 las altas de nuevos afiliados no llegaron a la treintena.

Las cifras, en concreto, son las siguientes:

de enero de 2012 a julio de 2013 hubo 11 altas

de agosto de 2013 a julio de 2014 hubo 5 altas

de agosto de 2014 a julio de 2015 hubo 13 altas

 

Es decir, a lo largo de tres años y siete meses, el PSOE de Ceuta, una ciudad históricamente gobernada con comodidad por el Partido Popular gracias a poco disimuladas prácticas clientelares sustentadas por fuertes subvenciones públicas, solo consiguió atraer a 29 nuevos militantes.

Sin embargo, solo una semana después del batacazo electoral del 26J, y en tiempo de descuento para la celebración del 39 Congreso Federal -aplazado a propuesta de Pedro Sánchez por el calendario electoral-, comenzó un sorprendente incremento de la afiliación cuyo resumen es el siguiente:

1/07/2016: 1 afiliación

18/07/2016: 5 afiliaciones

19/07/2016: 6 afiliaciones

20/7/2016: 1 afiliación

25/07/2016: 17 afiliaciones

26/07/2016: 25 afiliaciones

27/07/2016: 9 afiliaciones

1/08/2016: 1 afiliación

1/09/2016: 25 afiliaciones

 

90 nuevas afiliaciones en solo tres meses frente a las 29 que el PSOE ceutí atrajo tras la debacle electoral de finales de 2011.

 

Cualquiera que hubiera logrado tal éxito sacaría pecho ante semejantes cifras. Lo curioso es que, por algún motivo desconocido, la ejecutiva de Manuel Hernández, en contra de lo que viene siendo una norma del Partido Socialista, decidió ocultar el informa de altas y bajas en el Informe de Gestión presentado al Comité Regional del PSOE de Ceuta, lo que alarmó y motivó el informe remitido a la dirección federal del partido.

En el documento se expone textualmente que “nos resulta escandaloso el hecho de que en la etapa de Pedro Sánchez no sólo se hubieran bloqueado algunas fichas, sino que en una franja de 3 meses el censo haya tenido casi 100 altas”. Para Ceuta, asegura el texto, “eso es inviable, y la gente que lleva mucho tiempo militando en este partido lo sabe, y de ahí el que no lo hayan querido mostrar en los órganos pertinentes.“

Es más, añaden que “esta masiva afiliación corresponde a un único interés del control del partido en la última etapa de Pedro Sánchez por parte de gente externa al mismo”. El informe menciona expresamente la relación de un alto número –casi un tercio -de los nuevos afiliados con la empresa TRACE concesionaria del servicio municipal de limpieza de Ceuta, de cuyo comité de empresa forma parte Juan Gutiérrez Torres, al que se pudo ver, como recoge la imagen que ilustra este post, haciendo jogging con Pedro Sánchez durante una reciente visita del el ex líder socialista a la ciudad.

Los redactores del informe remitido a Ferraz aseguran que “nos hemos intentado poner en contacto con algunas de las personas que aparecen en el censo”, pero que estas eluden hablar del partido o confirmar su alta. El secretismo al respecto, inaudito, como se ha apuntado, y la relación de tan elevado número de nuevos afiliados con TRACE, hacen temer que “dichas personas formen parte de nuestra organización por algún interés y exclusivamente para hacer uso del voto” en los inminentes procesos congresuales.

Lo cierto es que los números son sorprendentes, y la forma en que se han realizado y ocultado al Comité Regional contrasta con la campaña de descrédito y sospechas sobre el Censo Federal que la candidatura de Pedro Sánchez ha venido difundiendo desde que se convocaron las elecciones primarias al liderazgo del PSOE. Y lo que siempre ha sido cierto, según el sabio refranero español, es que blanco y en botella… leche.