Varios detenidos en Barcelona en una operación antiyihadista

Los Mossos d’Esquadra han detenido a ocho personas en Barcelona y varios municipios de su área metropolitana en una operación antiyihadista desplegada a primera hora de este martes, y varios de los arrestados podrían haber participado en atentados en países europeos como Bélgica y Francia.

Así lo ha explicado en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press el nuevo Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, que ha dicho que no se prevén más detenciones en la operación, que ha comenzado a las 4.30 horas.

 

Cuatro de los detenidos pertenecen al DAESH

 

Trapero ha dicho que cuatro de los detenidos tienen una “pertenencia clara” a la organización Estado Islámico y se les investiga por su presunta relación con atentados ya cometidos en otros países, aunque ha dicho no poder dar más datos por el secreto de actuaciones decretado por el juez.

Ha señalado que la investigación “podría” ayudar a resolver atentados realizados en otros países como Bélgica y Francia, y ha recordado que los Mossos d’Esquadra han trabajado en colaboración con la policía de Bélgica.

Los detenidos son de origen marroquí, de entre 31 y 39 años y residentes en Cataluña desde hace tiempo, aunque “se han podido mover no solo por Bélgica sino por otras ciudades europeas”, ha apuntado Trapero.

Además, varios de los arrestados tienen antecedentes, algunos de ellos numerosos, relacionados con el crimen organizado, la delincuencia común y el tráfico de droga.

Se han realizado 12 registros en Barcelona –calle Viladomat–, L’Hospitalet de LLobregat, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de LLobregat –calle Dolors Almeda–, Masquefa y Ripollet (Barcelona).

 

La operación más importante realizada por los Mossos hasta ahora

 

Según Trapero, se trata “claramente de la operación más importante realizada hasta ahora” por los Mossos d’Esquadra en Cataluña en materia de yihadismo en cuestión de riesgo y amenaza.

Trapero ha relatado que la investigación se inició hace ocho meses gracias a la llamada de un ciudadano que alertó de un hecho que en principio no se relacionaba con el terrorismo y de varias identificaciones de los Mossos d’Esquadra.