Atrapada en Nueva York

A una pasajera del metro de Nueva York se le quedó la cabeza atrapada entre las puertas automáticas del metro de la ciudad. Sentada en uno de los vagones del tren se dio cuenta de que se había pasado su estación, y corrió hacia la puerta, no le dio tiempo a salir al andén y se quedó enganchada.

Mientras la señora se encontraba en la situación que se puede ver en el vídeo, a nadie se le ocurrió echarla una mano, pero sí grabarla y subir las imágenes a Instagram. 

“Ha sido un desafortunado incidente y la pasajera pudo salir de manera segura con ayuda de nuestro operador sin heridas ni magulladuras”, según afirmó  la portavoz de la MTA.