En busca de las personas que no aparecieron tras el naufragio del ‘Sewol’

Han comenzado sus tareas dentro del ferry surcoreano ‘Sewol‘ tras en naufragio, que se hundió en 2014 con más de 300 personas a bordo y que emergió por completo del agua a finales de marzo, con el objetivo de hallar los restos de las personas que nunca aparecieron.

El Gobierno surcoreano ha indicado que un equipo integrado por ocho trabajadores ha entrado en la cuarta planta de la embarcación y, tras casi cinco horas de trabajo, han logrado recuperar 18 artículos que se cree que pertenecen a los pasajeros.

Entre los artículos recuperados se encuentran un par de zapatos, dos maletas, dos mochilas y pantalones, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap. En total han recuperado ya 126 artículos, aunque continuará la búsqueda unos tres meses más, cuando se espera que concluya.

El ferry, de 6.825 toneladas y que hacía la ruta desde la ciudad portuaria de Incheon hasta la isla turística de Jeju, se hundió el 16 de abril de 2014 cuando navegaba frente a la isla de Jindo, en el suroeste de Corea del Sur.

Naufragio del Ferry Surcoreano ‘Sewol’

El naufragio del Sewol ocurrió el 16 de abril de 2014 a unos 2 kilómetros de la isla de Byungpoong (Corea del Sur). Transportaba 475 personas desde Incheon a la Ciudad de Jeju. El transbordador envió un mensaje de emergencia cuando estaba a unas 3 horas de su destino. Del total de los pasajeros 330 eran estudiantes de secundaria en Ansan, un suburbio de Seúl, que concurrían de excursión a un balneario, acompañados de sus maestros.

Unas 280 personas permanecían desaparecidas al 17 de abril a pesar de que son 169 barcos y 29 aviones los que están desplegados en la zona en busca de cuerpos hundidos. El Ejército surcoreano colabora con 26 barcos, 3 aviones y 274 efectivos de fuerzas especiales que trabajan con los guardacostas en la tarea de rescate y recuperación.

De las 304 personas que murieron en el accidente, todavía faltan por hallar los cuerpos de nueve, entre ellos cuatro estudiantes jóvenes.

El capitán del ferry, Lee Joon-Seok, fue acusado de homicidio y detenido el 8 de mayo. Finalmente, el 11 de noviembre, una corte en Gwangju, en el suroeste de Corea del Sur, declaró al capitán culpable por negligencia al abandonar a los pasajeros a bordo del barco y Lee fue sentenciado a cadena perpetua.

Aún se sigue sin saber exactamente que ocurrió en aquel Ferry ese día.

ferry_sewol_1