Mendia: “ETA ya ha tenido dos fotos de la derrota; queda la tercera”

BILBAO, 13 Abr. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) –

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que ETA ya ha tenido “dos fotos de la derrota”, la del abandono definitivo de la violencia y la de su desarme, y todavía queda “la tercera”, la de su disolución o desaparición. Además, ha afirmado que los Gobiernos vasco, español y francés y el conjunto de partidos “han empujado” para que el desarme se produjera, aunque desde “la discreción”.

En una entrevista concedida a Europa Press, Mendia ha considerado que la derrota de ETA se produjo en octubre de 2011 cuando la banda renunció a su actividad después de “más de 50 años de violencia que no han servido para conseguir ninguno de sus objetivos”.

No obstante, ha recordado que, en lugar de dejar las armas entonces, ha esperado cinco años a hacerlo. “Y, en vez de dos fotos de derrota, han tenido dos, y todavía queda la última, que será cuando desaparezca definitivamente“, ha apuntado.

En todo caso, ha señalado que quizá la disolución de ETA sea tal como describió el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, “como la nieve en el parque de La Florida, que sales a las nueva de la mañana y está nevado, y sales a las doce y ya no está nevado”.

A su juicio, ETA “tuvo una evolución lenta hasta que decretó el cese definitivo de la violencia en octubre de 2011 y ha sido todavía más lenta en darse cuenta de que el Gobierno de España no iba a negociar con ellos nada a cambio de las armas“.

“Han entregado las armas a cambio de nada y parece que les está costando darse cuenta que no tiene ningún sentido continuar como organización. Por ello, tiene que proceder a su desaparición y disolución”, ha añadido Mendia.

A su juicio, “la ciudadanía no va a tolerar la continuidad de la organización y hasta la izquierda abertzale empieza ya a manifestar públicamente, que ETA tiene que desaparecer ya de nuestras vidas“.

Mendia cree que la banda, al igual que sus presos, “tendrán que reconocer el daño que han causado”

 

Además, Mendia cree que la banda, al igual que sus presos, “tendrán que reconocer el daño que han causado a esta sociedad durante 50 años de violencia y la mayor parte de la violencia cometida en tiempos de democracia” para que los vascos puedan “construir una Euskadi sobre principios éticos y convivir todos juntos, respetando las diferencias ideológicas”.

Idoia Mendia ha afirmado que hay que preguntar al secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, “si le costó y cuánto le costó dar los pasos” que le llevaron a pedir a ETA el pasado 5 de marzo, junto a otros dirigentes políticos y sindicales, entre ellos del PSE-EE, su “desarme unilateral completo, definitivo y verificado”.

En su opinión, a Otegi y la izquierda abertzale, en general, “les ha costado dar todos estos pasos, pero los va dando y de eso se trata”. En este sentido, ha recordado que hace “ya muchos años” los socialistas les dijeron que, si elegían “votos, en vez de bombas, y defender las ideas en paz, la democracia sería generosa”. No obstante, ha señalado que ahora hay que cuestionar a ese mundo por “cuánto le va a costar dar los pasos que le quedan”.

Mendia ha asegurado que el PSOE “reconoce y valora positivamente” que el PSE-EE “siga trabajando con absoluta generosidad y altura de miras por el final del terrorismo en España”. “No hay que olvidar que el verdadero final del terrorismo, el que nos ha traído la paz y la libertad a los vascos, vino de la mano de dos gobiernos socialistas, el de Zapatero como presidente en España y el de Patxi López de lehendakari en Euskadi”, ha subrayado.

 

Los Gobiernos vasco, español y francés, y el conjunto de fuerzas políticas “han empujado” para que se produjera el desarme

 

La líder del PSE-EE cree que los Gobiernos vasco, español y francés, y el conjunto de fuerzas políticas “han empujado” para que se produjera el desarme. “En estas cuestiones, la discreción y el trabajo callado obtiene sus frutos”, ha manifestado.

Idoia Mendia ha apuntado que, por ejemplo, el Gobierno de Mariano Rajoy “es bastante temeroso de los titulares de los periódicos”, pero supone que “habrá decidido que tenían que dar unos pasos y facilitar el desarme“.

Además, ha asegurado que le sorprende que el PP “esté haciendo discursos de derrota, cuando realmente ha sido una victoria” y ETA ha entregado las armas “a cambio de nada”. “Tenemos que estar satisfechos porque la democracia ha ganado a los terroristas”, ha explicado.

También considera que en Francia tienen otra percepción sobre el terrorismo de ETA distinta a la de España. “Seguramente porque no lo han sufrido con la misma intensidad. En España hemos sido víctimas de la violencia terrorista y en Euskadi hemos estado especialmente azotados por ella, sobre todo con la implantación de la ‘ley del silencio’, del miedo, de la extorsión y de la amenaza. Sin embargo en las provincias vasco francesas no ha existido esa presión y ese miedo”, ha señalado.

 

Le habría gustado que no se intentara, con los actos de Baiona, “ocultar la historia trágica de Euskadi y la historia negra de ETA”

 

Asimismo, Mendia ha dicho que le habría gustado que no se intentara, con los actos de Baiona, “ocultar la historia trágica de Euskadi y la historia negra de ETA”.

En su opinión, el desarme de la banda “era un paso necesario, pero todavía queda el definitivo, que es la disolución”, y ha defendido que “la política antiterrorista es una política de Estado y tiene que perseguir un fin ordenado del terrorismo”.

La secretaria general de los socialistas vascos ha manifestado que “la victoria” lograda sobre ETA hay que “administrarla con inteligencia para conseguir que en Euskadi se vive en paz y se conviva democráticamente, con el respeto a todos”. “Hay que construir una sociedad para que en el futuro tengamos garantizado que nadie va a volver empuñar unas armas para defender unas ideas o a matar a otra persona porque piense diferente”, ha indicado.

“El tema de los presos no debe mezclarse con la entrega de armas ni con la disolución”

 

Por ello, espera del Gobierno del PP “altura de miras” y que la política penitenciaria “sirva para que los presos reconozcan el daño causado, se reinserten en la sociedad y se pueda convivir tranquilamente respetándonos los unos a los otros”.

En este contexto, ha recordado que Patxi López, cuando fue lehendakari abogó un año antes de que ETA decretara el fin definitivo de la violencia, por adoptar medidas dentro de la legalidad penitenciaria española “para hacer un final ordenado del terrorismo de ETA”. “Nosotros no hemos cambiado de actitud ni de posición en torno a conseguir el fin de ETA y, al mismo tiempo, una convivencia ética en Euskadi y democrática“, ha aseverado.

Pese a reconocer que su partido y el PP han sido “los principales objetivos” de la banda, cree que “hay que aplicar la legalidad para acabar con el terrorismo, para buscar esa convivencia pacífica y, sobre todo, para buscar ese reconocimiento del daño causado de los presos de ETA”.

En su opinión, el tema de los presos no debe mezclarse “con la entrega de armas ni con la disolución” de la banda, aunque ha destacado que su “situación individual depende de ellos, de que reconozcan el daño causado y manifiesten su voluntad de reinsertarse“. A su juicio, el acercamiento marcaría “la diferencia para los familiares”, pero no para los reclusos.

 

“Su situación individual depende de ellos, de que reconozcan el daño causado y manifiesten su voluntad de reinsertarse”

 

La líder del PSE-EE espera, además, que en la ponencia de paz del Parlamento vasco también EH Bildu avance hacia el reconocimiento del daño injusto causado. “Yo quiero pensar que la izquierda abertzale y EH Bildu están hoy más convencidos que antes de dar esos pasos. Tenemos que tener el firme convencimiento de cuáles son los umbrales éticos y acompañarles en esos pasos que tienen que ir dando“, ha afirmado.

Por último, espera que el PP se reincorpore a la ponencia al considerar que su presencia es “absolutamente necesaria” porque, junto con los socialistas, “fue el colectivo que más sufrió el terrorismo de ETA y de la violencia“.