Jordi Pujol hijo podría haber defraudado 14 millones desde 2012

Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, habría defraudado un total de 14 millones de euros desde 2012, año que comenzó la investigación en la Audiencia Nacional contra el clan por el origen de su patrimonio, en el marco de una estrategia “insistente y continuada” de despatrimonialización para sustraer capitales de la acción de la Justicia.

Así lo apunta la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en un nuevo informe entregado al magistrado instructor José de la Matadef al que ha tenido acceso Europa Press, y según el cual, el hijo mayor del expresident habría evadido 9.461.861 dólares y 5.242.607,68 euros con el
fin de evitar un futuro embargo judicial en caso de que se determine su responsabilidad penal en el proceso.

 

Sociedades pantalla de Jordi Pujol Ferrusola y su esposa

 

Se trata de capitales que estaban en Andorra y se han desviado con destino México, y de préstamos que tenían las sociedades pantalla de Pujol Ferrusola y su esposa Mercé Gironés, “y que en buena lógica debieran haberse reintegrado a España”, reza esta nueva documentación con fecha de marzo e incorporada a la causa.

Concretamente la Policía hace referencia a dos transferencias hechas el 25 de junio de 2015; una de 1,5 millones de dólares desde la cuenta de la sociedad Inter Rosario Port Services y otra de medio millón de dólares desde Active Translation, ambas propiedad del matrimonio. El beneficiario fue Banco Monex S.A de México, según la documentación que precisa que sendas operaciones se realizaron desde Alemania e incluyendo en la referencia como beneficiaria a la sociedad Plantaciones Forestales S.A.

La UDEF destaca que ese mismo día que Pujol Jr transfirió dos millones de euros, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) hizo una transferencia de 500.000 euros a una cuenta de Alemania utilizando la misma entidad financiera a la recurrió el primogénito del clan investigado; un hecho que, de confirmarse, “pudiera relevarse como muy sospechoso de conducta criminal”.