Las personas mayores ya utilizan los equipos conectados

El uso de la tablet por los mayores de 65 años, para su ocio personal, ha aumentado considerablemente durante el último año: más de un 219%, según la nueva edición del informe anual de Fundación Telefónica La Sociedad de la Información en España. Este estudio es la referencia más importante en la actualidad sobre la actividad digital en la sociedad española y revela datos sobre el comportamiento de los usuarios, presentando las nuevas tendencias digitales que rigen la sociedad actual y condicionan el futuro más próximo.

Esta nueva edición dejar ver un acercamiento entre los diferentes grupos sociales originados a partir del nivel de digitalización de sus rutinas, grupos como “Early adopters”, “Millenials” o la llamada “Generación Z”, que acortan sus diferencias gracias a sus nuevas costumbres digitales. “Conectarse a Internet” se ha convertido en una rutina diaria para más de 23 millones de españoles, 800.000 personas más que 2015. Pero sobre todo,  el mayor aumento se ha percibido en el colectivo de personas con edades comprendidas entre  los 65 y los 74 años, lo que favorece también la reducción de la brecha digital entre generaciones.

La evolución del tipo de conexión a la Red también es un punto destacado en el informe “La Sociedad de la Información en España”. El pasado mes de agosto el número de líneas de nueva generación (6,74 millones) superó el número de líneas ADSL (6,67 millones) por primera vez en nuestro país. Esto consolida a España en el liderazgo europeo de infraestructuras donde el despliegue de fibra óptica en el hogar supera ya los 22,6 millones de accesos, con un crecimiento del 23,1%. En telefonía móvil, el 95% de la población tiene cobertura 4G y el tráfico por este tipo de red ha crecido en un 208%.

Por otro lado, también la mejora en las infraestructuras ha permitido la evolución de otros servicios como la televisión de pago, alcanzando los 5,8 millones de suscriptores gracias a la comercialización de paquetes de servicios y a la introducción de nuevas funcionalidades.

La concienciación por parte del usuario por un uso responsable en el terreno digital también crece: el 87,9% de los internautas considera que los datos pertenecen a ellos y no a las empresas, y reclaman la posibilidad de identificarlos y borrar los personales. Además, el 83,1% deja de utilizar un servicio si no cumple las normas de control de privacidad.