“Un minuto de ruido contra el odio y el terror” En60″

Con un minuto de ruido contra el odio y el terror ha comenzado el paro simbólico del metro de Bruselas, tras cumplirse un año de los atentados.

El 22 de marzo de 2016 se producía el primer ataque en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem. Poco después, un terrorista se inmolaba en la estación de metro de Maelbeek, provocando la muerte de 32 personas y cientos de heridos. El presunto cerebro de los atentados, Oussama Atar, sigue en paradero desconocido y las críticas al sistema belga no han disminuido doce meses después. El país recuerda hoy a través de diferentes actos en el aeropuerto y en el metro a las víctimas que murieron.

Un año después del ataque terrorista, Bruselas busca recuperar la normalidad. Sin embargo, mantiene la alerta antiterrorista en nivel tres, por lo que todavía la amenaza es “seria y real”.