Desarticulan una red en Málaga tras 25 detenciones

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Diseminado Motor’, ha desarticulado en Málaga una red tras 25 detenciones supuestamente dedicada al robo de vehículos y de viviendas a los que se les atribuye unos 30 robos sucedidos en Torremolinos, Mijas, Ojén, Marbella, Alhaurín el Grande, Monda y Coín.

25 detenidos en Málaga por pertenecer a una organización criminal

Con la desarticulación de esta red criminal se ha detenido a unas 25 personas, a los que se les imputa los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza en las cosas, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, sustracción de vehículos a motor, falsedad documental y receptación.

Durante la investigación se han practicado nueve registros en las provincias de Málaga y Sevilla, principalmente en casas de campo y viviendas, donde se han intervenido 28 vehículos (‘quads’, motocicletas, ciclomotores, ‘buggys’, remolques, retroexcavadoras, coches, etcétera), más de 100.000 euros en efectivo, un revólver y su munición, cuatro armas de aire comprimido, aproximadamente un kilo de marihuana y 200 gramos de hachís, así como básculas de precisión, numerosas herramientas de jardinería y agrícolas, relojes de alta gama y equipamiento de motociclismo como cascos o protecciones.

Las pesquisas se iniciaron tras tener conocimiento la Benemérita de varios robos de vehículos de las mismas características, principalmente cuadriciclos y motocicletas, así como robos en casas de campo aisladas, los cuales, por su ‘modus operandi’, parecían haber sido realizadas por una misma organización asentada en la zona del diseminado Entrerrios de la localidad de Mijas. Esta red estaba formada por varios integrantes de una misma familia, así como por una serie de colaboradores, todos ellos muy relacionados con el mundo del motor, que supuestamente se dedicaban tanto a sustraer vehículos cuyas piezas eran posteriormente montadas en vehículos legales, como al robo de casas de campo aisladas, donde sustraían dinero en efectivo, herramientas, maquinaria agrícola, así como cualquier objeto de valor.

Además, durante el desarrollo de la investigación, los agentes pudieron constatar que para aumentar sus beneficios esta organización se estaría dedicando a realizar “vuelcos” en los que asaltaban a narcotraficantes para sustraerles la droga y posteriormente venderla. En la comisión de este tipo de delitos utilizaban armas de fuego, las cuales han sido intervenidas en los registros practicados. Uno de sus últimos robos supuestamente fue el cometido a un conocido empresario de la localidad de Fuengirola, al que le sustrajeron de su vivienda una gran cantidad de dinero en efectivo, así como objetos de gran valor.

La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola, ha sido desarrollada por efectivos del puesto principal de la Guardia Civil de Mijas, que han contado con la colaboración de la Policía Local de Mijas y de Policía Nacional de Fuengirola.