Holanda y Turquía agravan el enfrentamiento y la tensión crece

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha anunciado el cierre de la Embajada de Holanda en Ankara y del Consulado holandés en Estambul así como las residencias del cónsul general y del encargado de negocios por motivos de seguridad en aparente respuesta al veto holandés a la entrada del ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, y a la detención de la ministra de Familia, Betül Sayan Kaya, en Róterdam.

Además, el Gobierno turco ha pedido al embajador holandés que prorrogue su ausencia y no regrese al país “durante un tiempo“.

 

Las autoridades turcas han cerrado la Embajada de Holanda en Ankara y el Consulado holandés en Estambul por motivos de seguridad

 

No queremos que el embajador holandés, que se encuentra fuera, regrese a su puesto durante un tiempo. Se ha explicado a nuestras contrapartes que esta grave decisión tomada contra Turquía y la comunidad turco-holandesa causará graves problemas diplomáticos, políticos, económicos y en otros ámbitos“, señala el Ministerio de Exteriores turco en un comunicado recogido por el diario turco ‘Daily Sabah‘.

El comunicado denuncia el tratamiento “hostil” a cargos turcos por parte del Gobierno holandés y destaca que se trata del incidente sin precedentes en “405 años de relaciones“.