Una protesta que les costó la vida #En60”

Protestaban por los abusos sexuales y físicos que sufrían, y lo hacían prendiendo fuego a unos colchones del centro de menores ‘Seguro Virgen de la Asunción’, donde residían, en Guatemala. Las trabajadoras intentaron apagar las llamas, pero el fuego se propagó causando la muerte de 22 niñas y quemaduras en otras 38.

La polémica comenzó el año pasado cuando se fugaron al menos 47 menores. Esta casa hogar, a cargo de la Secretaría de Bienestar Social, tiene una capacidad de 400 y acoge en la actualidad a 748. Este hecho provocó la destitución del director.

Las víctimas se encuentran en estado grave con quemaduras de 2º,3º y 4º grado y solo algunas de ellas han logrado ser identificadas. Personal médico y psicólogos prestan atención a los familiares de las víctimas. Se han decretado tres días de luto oficial por el suceso.