Barcelona prohibirá la circulación de los coches de más de 20 años a partir de 2019

Los vehículos más contaminantes tendrán prohibida la circulación por Barcelona y otros 39 municipios del área metropolitana de lunes a viernes a partir del 1 enero de 2019 independientemente del estado del aire, si bien esta restricción se empezará a aplicar desde el 1 de diciembre de este año solo en episodios de contaminación, que se producen de tres a cinco días anuales.

Lo ha explicado este lunes el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, tras participar en el primer gran encuentro sobre contaminación en Barcelona, en el que también han participado el Ayuntamiento de la capital catalana, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputación de Barcelona, y los departamentos de Salud, Interior y Gobernación de la Generalitat.

El compromiso de la cumbre ha sido reducir un 30% las emisiones vinculadas al tráfico en un plazo de 15 años para alcanzar gradualmente los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y esta contaminación se reducirá un 10% en los próximos cinco años, según Rull.

La medida de restricción del tráfico afectará a vehículos anteriores a la categoría Euro 1: furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y a coches matriculados antes del 1 de enero de 1997, lo que implicará a 106.018 vehículos, que suponen un 7% del parque móvil, y a 22.049 furgonetas, es decir, un 16%. Rull ha sostenido que estos vehículos con más de 20 años de antigüedad “contaminan tanto como diez coches que utilizan combustible fósil”, ha lamentado.

El acuerdo afecta a 40 municipios declarados Zonas de Protección Especial del Medio Atmosférico (Àmbit-40) donde viven 4,3 millones de personas; incluye a poblaciones de las comarcas del Barcelonès, Baix Llobregat, Vallès Occidental y Oriental –no a todos los municipios del área metropolitana–, y afectará indirectamente a Osona, Bages, Anoia, Maresme, Alt Penedès y Garraf.

Además, los vehículos que no reciban distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) –de gasolina matriculados antes del año 2000 y de diésel de antes de 2006– no podrán circular en el espacio comprendido por las Rondas de Barcelona –estas vías incluidas– en episodios contaminantes a partir de diciembre de 2017, y desplegarán medidas para prohibirlos a partir de 2020.

TARJETA VERDE Y PEAJE

Para incentivar la retirada de estos vehículos, crearán una tarjeta verde metropolitana previsiblemente antes de verano que dará tres años de transporte público gratuito, de la que podrán beneficiarse los residentes del área metropolitana que den de baja un vehículo contaminante que no adquieran otro durante los tres años de vigencia de la tarjeta.