Muere un niño por el disparo de un francotirador en el sur de Líbano

Un niño ha muerto poco después de resultar herido por un disparo de un francotirador durante los enfrentamientos registrados en el campo de refugiados palestinos de Ain el Helweh, en el sur de Líbano, según ha informado la agencia de noticias libanesa NNA.

Según la prensa libanesa, los enfrentamientos se han reanudado este martes en el campo de refugiados palestinos tras la ruptura del alto el fuego que comenzó este fin de semana.

En Líbano, un total de 450.000 palestinos están registrados con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), la mayoría de los cuales residen en los doce campamentos del país.

En los últimos meses se han registrado varios enfrentamientos armados en el campamento de Ain al Hilweh. Los enfrentamientos estallaron en diciembre entre Al Fatá y grupos islamistas radicales tras el asesinato del miliciano islamista Samer Hmeid, que fue achacado al citado movimiento.

Según una convención existente, el Ejército libanés no puede entrar en ninguno de los doce campamentos palestinos que hay en el país, dejando la seguridad de los mismos en manos de las facciones palestinas.

El campamento de Ain el Hilweh es conocido por la existencia de fugitivos y extremistas en su interior, que se acogen a la imposibilidad de ser detenidos en el mismo por las autoridades libanesas.

En el campamento están inscritos más de 54.000 refugiados palestinos, a los que se han unido varios miles más que han huido del conflicto armado en Siria.

El Ejército libanés “pausó” en noviembre de 2016 la construcción de un “muro de seguridad” alrededor de este campamento de refugiados, el más grande del país.