Claire Cunningham, bailando con muletas

Claire Cunningham es una bailarina y coreógrafa escocesa nacida en 1977. Su peculiaridad es que nació con osteoporosis lo que la obligó a utilizar muletas desde muy niña. Sin embargo, esta particularidad no le ha impedido convertirse en una de las bailarinas y coreógrafas mas prestigiosas de Reino Unido.

 

Las muletas le han abierto un mundo de posibilidades infinitas

 

Antes de especializarse en la danza, Cunningham empezó como cantante, pero las pocas actuciones fueron las que le animaron a iniciar estudios en danza aérea y técnicas tradicionales pensadas para cuerpos discapacitados. Desde que tuvo su primera oportunidad como bailarina no ha parado de trabajar y el uso de las muletas le ha abierto un mundo de posibilidades infinitas que la convierten en una intérprete muy especial. Con ellas, es capaz de crear formas como trapecios, muñecas, esculturas…, que le proporcionan una movilidad y una posibilidades de trabajo mucho más excitantes que si no llevara muletas.

Se fija en otras formas de arte para preparar su espectáculos, como por ejemplo en la pintura. Uno de sus últimos trabajos está basado en las pinturas del artista flamenco renacentista El Bosco, donde muchos de los mendigos de sus cuadros sufren minusvalías. En él, trató de plasmar la dicotomía actual que hay en nuestra sociedad, pues para recibir ayudas sociales has de demostrar tu incapacidad, pero también tu capacidad para recibirla.