La oscura historia de la muerte de Marta del Castillo #En60″

La alegría y la juventud de una chica de 17 años que salía a pasear una tarde de enero se vio truncada por los que parecían ser sus amigos. Ocho años después, se sigue sin conocer el paradero  del cadáver de Marta del Castillo. La joven sevillana ‘desapareció’ el 24 de enero de 2009. Hasta ahora, Miguel Carcaño asesino confeso y condenado a 21 años y tres meses de cárcel por el asesinato de la joven, ha dado hasta ocho localizaciones diferentes en las que se suponía que se encontraba el cuerpo de la sevillana.

La noche que Carcaño  y su ‘pandilla’ nunca olvidarán

La noche del 17 de febrero de 2009 Miguel Carcaño admite que golpeó con un cenicero de cristal en la parte izquierda de la cara de Marta y arrojó su cuerpo al Guadalquivir, “no hice demasiada fuerza, al entrar a la habitación descubrí que había muerto porque al ponerle la cabeza en el pecho no le escuchaba el corazón, le cogí la mano y me puse a llorar. Volví a entrar a la habitación, le seguí hablando”, aseguraba Carcaño en el vídeo de reconstrucción de los hechos que hizo el programa Espejo Público de antena 3.

24 horas antes, fue Javier García Marín el ‘Cuco’ el que asistió al piso de León XIII de Sevilla ante el juez, el fiscal y los abogados a reconstruir lo que pasó esa fatídica noche. Tras ser absuelto de los delitos de asesinato y violación fue internado en un centro de menores por un delito de encubrimiento durante dos años y once meses.

La policía científica de Sevilla decidió realizar una inspección en este piso, pero resultó fallida por no tener los medios necesarios para detectar rastros de sangre ocultos. Unas semanas después y ante la falta de avances en la investigación decidieron acudir de nuevo al domicilio, esta vez con luminol, una sustancia que a oscuras convierte en visible los restos de  fluidos. Fue ahí cuando se recogieron muestras de ADN de Marta en varios recovecos de la casa y en una chaqueta de Carcaño que lucía el día de la desaparición de la joven y que contenía en el interior de uno de sus bolsillos sangre de la sevillana.

Un mes más tarde, en marzo de 2009 Carcaño confirma sus declaraciones, pero el ‘Cuco’ se ve presionado por la policía y afirma que se lo inventó todo. Pocos días después es Carcaño el que sigue los pasos de su ‘amigo’ el ‘Cuco’ y decide cambiar su versión, ahora dice que el cuerpo de Marta lo depositaron en un contenedor de basura. Pero no convencido con eso, cambia de nuevo de opinión declarando ser el ‘Cuco’ el que mató a la sevillana, después de que ambos la violaran amenazándola con una navaja. Pero los cambios de declaraciones no acabaron ahí. Se le hace un estudio psiquiátrico sobre su personalidad que indica que no sufre psicopatologías, meses más tarde se le realiza un test de la verdad a Carcaño con el fin de conocer donde se encontraba el cuerpo de la joven, pero tampoco dio resultado.

El cuerpo de Marta se ha buscado en: El río Guadalquivir, en el vertedero de Alcalá de Guadaira, en la localidad de Camas, en la Finca de la Rinconada y  en la escombrera situada entre Sevilla y Camas, por último y actualmente se busca de nuevo en una dársena del río Guadalquivir que por el momento no había sido rastreada.

Fue Carcaño el que incriminó a sus amigos Samuel y el Cuco en el asesinato. Carcaño, permanece en  prisión desde 2009, fue condenado en febrero de 2013 por el Tribunal Supremo a 21 años y tres meses de cárcel por el asesinato de la joven. Además, la fiscalía acusó también al hermano de Carcaño y a su novia por encubrimiento pero fueron absueltos. Actualmente Carcaño es el único que sigue en prisión, pero Antonio del Castillo, padre de la víctima ha repetido en numerosas ocasiones que “todos estaban allí y todos eran encubridores”.

Antonio del Castillo llegó a ofrecer 18.000 euros a Carcaño si le decía el lugar exacto del paradero de su hija 

Antonio del Castillo, hace más de un año publicó en su red social de Twitter que llegaría a pagar a Carcaño o incluso arrodillarse frente a él si le dijese donde está el cuerpo de su hija. Llegó a ofrecerle 18.000 euros. Incluso el cantante Ramón Melendi pedía por las redes sociales el contacto de los padres de Marta para ofrecerse a pagar las costas del juicio.

Las redes sociales han sido uno de los lugares donde el padre de la joven ha encontrado la mejor plataforma para reivindicarse.

En 2016 del Castillo publicó una carta por motivo del 25 cumpleaños de su hija en la que expresaba todo su dolor con frases como esta: “Hola Marta, hoy 19 de julio es tu cumpleaños ya 25 años hubieses cumplido y parece que fue ayer cuando naciste. Felicidades cariño, que daría yo por volver a aquel día. […] Ya sé que nunca leerás esta carta, pero como como no sabremos nunca qué o como con las cosas son no pierdo nada, así pues te contare que en estos siete años ya desde que no estas con nosotros, ya ninguno somos los mismos yo por mi parte te diré que estoy muy desengañado con todo, empezando con los valores que siempre quise inculcaros, como el respeto a la ley e incluso a la figura que representa un uniformado.[…] Un beso de tu padre y tu madre que nunca se olvidaran de ti”.

Nueva búsqueda del cuerpo 

Doce minutos a pie fue lo que pudieron andar con el cuerpo sin vida de Marta, doce minutos a pie, desde el piso donde se cometió el crimen a una dársena del río Guadalquivir. En esta, se realiza una nueva búsqueda del cuerpo de Marta que todavía no había sido rastreada, puesto que un informe privado alerta de restos humanos. El padre de la joven entregó al juez de Instrucción número 4 de Sevilla un nuevo informe que sostiene que Carcaño podría haber arrojado el cuerpo de su hija a esta zona del río Guadalquivir. Esta tarea se  realiza con un georradar con la llegada del barco del Instituto Hidrográfico de la Marina en la que además se producirá la intervención de los grupos especiales de la Policía. Antonio Sanz, delegado del Gobierno de Andalucía ha declarado que por el momento no se había comenzado el rastreo en la dársena del río por motivos meteorológicos.

Una sentencia firme, años transcurridos, jueces, policías, medios de comunicación, enfrentamientos internos, investigaciones y sobre todo sufrimiento. Una pandilla vulgar, Miguel Carcaño, su hermano Francisco Javier, Samuel y el Cuco, que salieron a dar un ‘paseo’ una tarde de enero de 2009  han conseguido que ocho años más tarde se siga hablando de esa caminata, lo que por el momento no se sabe es por cuánto tiempo más…