La novia de Maradona “no tiene nada que decir” ante la Policía

La novia del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, Rocío Oliva, ha declarado  ante la Policía Nacional que “no tiene nada que decir” tras la discusión que mantuvo ayer la pareja en el Hotel Eurostars Mirasierra Suite, en Madrid, y que obligó a la Policía a personarse en el lugar.

Según han informado fuentes policiales, los agentes han acudido hasta el hotel del incidente y la joven ha asegurado que no tenía que decir. Por el momento, no se ha tomado declaración a Maradona ni en principio se le va a citar, ya que la causa la tiene el juez y será éste quien tendrá que decidir el siguiente paso a seguir.

Por su parte, los agentes sí que han tomado declaración a algunos empleados del hotel quienes han señalado que no vieron nada, según las mismas fuentes.

El incidente ocurrió minutos antes de las 8.30 horas de ayer en el hotel, situado en el número 43 de la calle Alfredo Marquerie. El director del hotel, siguiendo el protocolo, llamó al 112 indicando que el famoso exjugador, de 56 años, habría golpeado a la persona con que compartía habitación, su pareja Rocío Oliva.

Hasta el lugar acudió inmediatamente una ambulancia del Summa y unidades de la Policía Nacional. Los agentes subieron a la habitación de ambos, pero la supuesta agredida señaló que “se trataba de un malentendido”, que sólo habían mantenido “una fuerte discusión” y que no iba a presentar denuncia contra él.

La Policía estuvo hablando con la pareja por separado durante varios minutos y no observaron signos externos, ni amenazas ni indicios de la agresión, por lo que los sanitarios no subieron a la habitación y, por tanto, no hay parte de lesiones. Por su parte, Maradona no fue detenido ni imputado.