Encuentro de ganadores

Abel Caballero es una suerte de decano del municipalismo socialista. Se mantuvo casi diez años apartado de la primera línea política tras perder frente al indomable Manuel Fraga la Xunta de Galicia. Decidió volver desde la docencia universitaria porque Vigo pedía gritos un alcalde socialista. Supo pactar con el nacionalismo de izquierdas para mantener al PP alejado de la caja pública y Vigo se lo reconoció aumentando su apoyo hasta la mayoría absoluta conseguida en las últimas municipales. Modelo de liderazgo exitoso. Un ganador.

Susana Díaz llegó al liderazgo del PSOE andaluz y la presidencia de la Junta en una situación de crisis, elevada a los altares por la dimisión de José Antonio Griñán, heredera de un pacto envenenado con Izquierda Unida que hacía aguas y con el PP liderando la oposición con 50 diputados frente a los 47 de los socialistas. Se presentó a un Congreso que ganó de calle, se enfrentó a las provocadoras exigencias de IU y convocó elecciones para acabar con la incertidumbre de un gobierno en minoría parlamentaria. Recuperó para el PSOE la plaza de partido más votado y con más apoyo y mantuvo los 47 escaños. El PP perdió 17 escaños e Izquierda Unida vio penalizado su boicot en siete diputados, quedándose solo con 5. Entraron Podemos con 15 escaños y Ciudadanos con nueve. Todos ellos cedidos por PP e IU. Ninguno por el PSOE. Liderazgo exitoso. Una ganadora.

Entre ellos un auditorio compuesto por más de 3.000 alcaldes y militantes socialistas que han llevado a sus agrupaciones al gobierno de sus pueblos y ciudades. Líderes en sus territorios, ganadores de elecciones. El músculo electoral del PSOE.

¿De verdad hay que explicar de qué iba el acto celebrado en Madrid?