Los animales dejan de ser “cosas” #En60″

Que las mascotas dejen de ser consideradas “cosas”. Esta propuesta ha llegado al Pleno del Congreso para que el Gobierno reforme el Código Civil, y los animales pasen de ser considerados “bienes semovientes” a “seres vivos dotados de sensibilidad”.

Una iniciativa, con más de 240.000 firmas recogidas en Change.org, que denuncia que los animales de compañía se equiparen a otros bienes como pueden ser los muebles, esto permite que puedan ser embargados, subastados o sorteados. Una petición que busca la modificación del Código civil para que se reconozca su naturaleza extrapatrimonial. La aprobación por unanimidad en el Congreso ha supuesto un gran paso. Sobre todo teniendo en cuenta la posición de España con respecto al resto de países.

¿Y en el resto del mundo?

Los códigos civiles de Francia o Alemania, por ejemplo, reconocen expresamente que los animales no son cosas. En Austria, Nueva Zelanda o Australia, entre otros, han sometido sus leyes a reformas para cambiar el estatuto jurídico de los animales.

España por fin ha adecuado su legislación nacional al sentir social y al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que reconoce, en el artículo 13, a los animales como seres sintientes.