Alejandro Toledo, uno de los delincuentes más buscados en Perú

30.000 euros de recompensa por el paradero del expresidente de Perú, Alejandro Toledo. Figura en su país como uno de los delincuentes más buscados. Acusado por la justicia de haber cobrado 20 millones de dólares en comisiones de la empresa brasileña Odebrecht por la adjudicación de las obras de una carretera bajo su mandato, se supone que Toledo está escondido en Estados Unidos. Desde allí ha reivindicado a través de las redes sociales su presunción de inocencia y afirmó no haber cometido los delitos que le imputan. El Ministerio del Interior peruano intentó localizarlo primero en Francia y ahora en California, donde el exdirigente peruano es profesor en la Universidad de Stanford.

 

Israel le niega la entrada

 

El problema es que tanto Francia como Estados Unidos tienen tratados de extradición con Perú, por ello durante el fin de semana Toledo trató de coger un avión con destino a Israel, un desplazamiento frustrado ya que el país le ha cerrado sus puertas e incluso han pedido a Donald Trump que lo deporte.

En Israel no existe tratado de extradición y además Toledo guarda buenas relaciones con empresarios israelíes como Josef Maiman, presunto testaferro en el cobro de los sobornos de Odebrecht dentro de un entramado de empresas offshore.

Toledo, a sus 70 años, se ha convertido en los últimos 30 años en el segundo expresidente peruano condenado a prisión por un caso de corrupción.