Esta semana cupido viene a vernos. ¡Feliz San Valentín!

“Feliz San Valentín” ¡pero original!

Supuestamente es el día de amor, pero desde luego el año tiene 364 días más, en los que no podemos dejar de demostrar el amor y cuidarlo.  A nuestro amado/a hay que mimarla todo el año. Por eso, estos planes y regalos que proponemos no son exclusivamente para el 14 de febrero.

Por favor, vamos a ser originales, no tengo nada en contra de lo típico, regalar una rosa, unos bombones o el típico osito  “i love you”, que por supuesto es bonito, pero si contamos con el factor sorpresa y nuestra pareja no se espera lo que tenemos preparado causará más ilusión e impresión.  Además los mejores regalos, no son con dinero.

No tiene por qué ser material, hay muchas cosas que podemos demostrar sin dinero. Yo os propongo planes para interactuar entre vosotros, en los que si hay gastos son mínimos, pero lo que sí que hay sobre todo es complicidad, deseo por nuestra pareja, cariño y confianza.

Planes creativos, jugar a reconquistaros, proponeros volveros a conocer, y si puede ser en un ambiente distinto al que lo hicisteis para que tenga más emoción la cosa. Si tenéis casa propia inventaros un juego de roles y llevadlo a cabo hasta el final. Puede sonar el timbre y llegar vuestra pareja disfrazo de técnico de telefonía, surgir deseo a primera vista. Mientras arregla el teléfono las chispas salen de vuestras miradas. Dejad fluir la situación y meteros en el papel. Crear situaciones de este tipo hace revivir el deseo, crean morbo, y una confianza infinita con la pareja. No puede haber mejor regalo para uno mismo, y para nuestro compañero de vida que algo así.

Planes un poco más cañeros y económicos. Jugar a ser dos desconocidos en la calle. Quedar en un parque o un sitio donde podáis reencontraros. Imaginaros que es vuestra primera cita, y solo habéis hablado por internet, en alguna de esas aplicaciones para ligar. Habéis hablado  varias semanas y es momento de conoceros, un día más especial que el resto. Que alguno de los dos invite a su pareja a cenar, crear tensión, mantener el morbo de la situación lo máximo posible. Igual una rosa es apropiada para la ocasión.

Planes románticos y sensuales. Cambiamos los bombones, o los complementamos, tampoco estoy en contra de ellos, con un cuaderno de cheques, que nosotros mismos habremos creado, en el que proponemos a nuestras parejas varias cosas. Un libreto en el que podamos arrancar hojas de “vale por un masaje” “vale por una ducha juntos”, aquí desde luego la imaginación es importante. Cada uno puede ser lo “dulzón” o “cañero” que considere, y quiera pedir a su pareja.

Mientras cenáis, leedlos juntos, comentadlo, entre besos, echaros unas risas imaginando las situaciones. Otra vez creamos complicidad, sensualidad, ya que muchos de los mensajes tendrán contenido “picantón”. Acompañar cada cheque escribiendo un te quiero en otro idioma. Google translate es muy bueno para eso, y le dais un toque original.

Como decía antes, puede haber desde “vale por un masaje en los pies” hasta “hoy nos toca hacer el amor en el probador del Corte ingles” jugad con lo picante y amoroso a la vez, es una mezcla explosiva para la pareja, llena de complicidad y confianza.

En cualquier caso, estos planes deberíamos mantenerlos siempre en activo, no solo porque nos digan que el 14 de febrero es San Valentín, nos tenemos que poner las pilas. ¡El amor, se cultiva todos los días! Ya lo sabéis.