La sobrina de Britney Spears tras el accidente, ya habla y respira por si sola

“Con su padre, madre y su padastro a su lado, Maddie recuperó la conciencia el mediodía del pasado martes, 7 de febrero”. Así decía el comunicado enviado horas después a la revista People. “La hija de ocho años de la artista Jamie Lynn Spears se vio involucrada en un accidente de ATV en la casa familiar el pasado domingo en Kentwood (Lousiana). Los médicos lograron resucitarla y fue trasladada por aire a un hospital local. Ella es consciente de su entorno y reconoce a los miembros de su familia que han mantenido la vigilia desde el percance”, añadía el informe oficial.

Asimismo, se informa que los médicos que han atendido a la pequeña desde el pasado domingo fueron capaces de quitarle el ventilador, para que respirara por ella misma. Maddie se encuentra despierta y puede hablar, aunque sigue recibiendo oxígeno y está siendo vigilada muy de cerca, a pesar de que no parece que haya sufrido ningún problema neurológico.

Maddie cayó junto al minitodoterreno en un estanque después de evitar una de las zanjas de drenaje. En cuestión de segundos, sus padres y el actual marido de la hermana de Britney Spears se zambulleron en el agua para sacarla, pero fue imposible liberarla del cinturón y sacarla a la superficie, aunque dos minutos después fueron los paramédicos los que lo consiguieron. Desde entonces han sido tres días de angustia para la familia mientras Maddie estaba inconsciente. Su tía rompía su silencio en redes ayer, martes, para pedir a sus fans sus oraciones en tan trágicos momentos.

Britney Spears Britney Spears Britney Spears