Rumania, el nuevo paraíso para la corrupción

En Rumanía ahora es posible salir impune ante la corrupción. El gobierno ha aprobado un decreto que modifica el Código Penal permitiendo despenalizar delitos de corrupción a todos aquellos que hayan sustraído menos de 44.000 euros.

Un decreto que ha llevado a seis países: Bélgica, Francia, Canadá, Alemania, Países Bajos y Estados Unidos a firmar una declaración conjunta apoyada por la Unión Europea para que sea retirado.

Aseguran que se trata de una acción que socava los progresos de Rumanía en el Estado de Derecho y en la lucha contra la corrupción de los últimos diez años.

300.000 personas han salido a la calle

Una iniciativa que va en contra de las preocupaciones de los ciudadanos rumanos, que han salido a la calle para demostrar su descontento. Al grito de ¡Ladrones! 300.000 personas en Bucarest a temperaturas bajo cero han estado dos días manifestándose y aseguran que el nuevo decreto da rienda suelta a los políticos a cometer delitos. La mayor protesta desde la caída del comunismo en 1989.

La justificación es que hay necesidad de aliviar el hacinamiento carcelario que existe. Un decreto que interesa a demasiados, ahora solo hace falta esperar a que pase la tormenta de protestas y pasen a ser ignoradas.