CaixaBank se consolida como el mejor banco de España y uno de los mejores del mundo

El resultado supera la barrera de los 1.000 millones por primera vez desde 2011. Dota 110 millones por las cláusulas suelo, añadidos a los 515 de 2015.

CaixaBank obtuvo en 2016 un beneficio de 1.047 millones, lo que supone un aumento del 28,6% con respecto a 2015. Con este resultado, CaixaBank supera los 1.000 millones de beneficio por primera vez desde el ejercicio 2011, destaca la entidad. En el último trimestre estanco, el beneficio alcanzó 77 millones, un 77% menos, por, entre otros, la dotación extraordinaria por 110 millones por el riesgo de las cláusulas suelo. Se añade a los 515 millones que CaixaBank ya reservó para esta contingencia en 2015.

El beneficio se ha sitúa por debajo de lo previsto por el consenso de analistas, que había descontado una ganancia de 1.123 millones, con un alza del 38%.

Los ingresos del banco se ha mantenido planos en los 7.827 millones. El margen de intereses cae un 4% y las comisiones un 1,2%, pero sube un 43% la aportación de las participadas, entre ellas Repsol y Telefónica, hasta 828 millones. Además de los ingresos por dividendos, en la comparativa influye positivamente la ausencia de las provisiones extraordinarias que CaixaBank tuvo que realizar en el último trimestre de 2015 por deterioros de su participación en Repsol.

Frente a la evolución plana de los ingresos, los costes, tanto los ordinarios como los extraordinarios, evolucionan a la baja, permitiendo una mejora de la eficiencia del 58,9% al 52,6%. Los gastos recurrentes se reducen un 1,7%, por los ahorros de los planes de ajuste realizados (dos procesos de salidas pactadas en los últimos meses), así como la materialización de las sinergias de la integración del negocio adquirido de Barclays. También se reducen un 77% los costes extraordinarios: la adquisición de los activos minoristas del grupo británico y el plan de ajuste supusieron unos cargos de 543 millones, frente a los 121 millones por el nuevo proceso de reducción de plantilla.

En línea con el resto del sector, el descenso de las provisiones también juega a favor de la cuenta. Las dotaciones ordinarias para créditos se reducen (la mora desciende del 7,9% al 6,9%), pero se elevan los saneamiento por inmuebles por la aplicación de la nueva circular de provisiones del Banco de España (en el marco de ese proceso se han liberado y reclasificado provisiones por 676 millones). En el capítulo de deterioros, también hay que apuntar los citados 110 millones por cláusulas suelo y 160 millones por el plan de prejubilaciones.

Esta evolución permite el alza del beneficio, en el que también ha influido la reciente reforma fiscal aprobada por el Ejecutivo, que ha tenido un impacto en las cuentas de CaixaBank de 149 millones.

Rentabilidad, capital y dividendo

 

La cartera de crédito permanece estable, con un volumen de créditos en torno a 205.000 millones. El capital, impulsado por la venta del 9,9% de autocartera para financiar la OPA por el luso BPI, mejora del 11,6% al 12,4%, aunque ha descendido 20 puntos en el último trimestre. En términos de rentabilidad, CaixaBank ha mejorado el retorno sobre fondos propios (ROE) del 3,4% al 4,5%.

CaixaBank, dentro de los objetivo de su plan estratégico a 2018 (el banco lo está revisando), ha reiterado su propósito de abonar un dividendo en efectivo equivalente al 50% de su beneficio.

infografia-de-resultados-caixabank-2016