¿Mejoramos la intimidad de la pareja? Aquí está el “sexting”

Estas en un viaje de negocios, lejos de casa, tumbado en la cama del hotel, notas vibrar tu móvil, lo coges sin demasiado entusiasmo para ver quién te ha escrito. De repente al ver la imagen de tu pareja, desnuda, posándote, antes de meterse a la ducha…tu corazón se acelera y sientes una grata sensación de felicidad y placer. Respondes, y sin querer en la conversación empiezan a emerger mensajes eróticos que te hacen envolverte en una burbuja de deseo y placer, aun estando lejos de ella.

O estás en el trabajo, miras la hora en el móvil, y al abrir ves una foto sugerente de tu pareja. En ese momento comienzan, sin querer, unos preliminares extendidos en el tiempo. Al llegar a casa o ver al tu amado es posible que él – ¿qué tal el día?- se quede enterrado.

Pues de esto trata el “sexting”. Este intercambio de fotos y mensajes con contenido sexual a través de nuestros maravillosos Smartphone está comprobado que mejora la satisfacción y comunicación de la pareja, sexualmente hablando.

Sexting: mensajes eróticos con tu pareja que mejoran tu relación

Y es que, después de criticar las tecnologías y el daño que hacen a la pareja, vamos a mencionar algo positivo de ellas. Esos selfies que nos hacemos, sí que sirven para algo, sobre todo cuando nos los mandamos con fines “eróticos”.

A veces necesitamos cosas nuevas, buscar el morbo de otra manera, avivar la llama del amor y la pasión, y sobre todo dejar la rutina de lado. Que para las parejas es una gran enemiga.

Seguro que todos nos hemos mandado con nuestro amado/amada alguna foto “picante” o algún comentario más “hot”, y nos ha entrado un calorcito rico en ese momento o cierto deseo de tenerla delante y darle un beso bien dado. O incluso hacer ganas para cuando surja la ocasión de verse.

El único riesgo, eso sí, hay que tener cuidado con las fotos y sobre todo los adolescentes. Nunca se sabe en manos de quien puede caer esa información, y puede ser objeto de chantajes. La intimidad hay que protegerla, no hacer las cosas a lo loco. Confianza es la palabra clave entre la pareja. Eso hay que tenerlo muy claro.

Con lo cual mi recomendación es hacerlo si se tiene plena confianza en la pareja. Y siempre que sirva para algo bueno.

Porque, ¿a quién lo le apetece recibir un mensajito o una foto que nos alegre el día, y estemos deseando llegar a casa, y no a cenar? O si…