El expresidente de Gambia al exilio pero con los bolsillos llenos #En60″

A Gambia le ha durado poco la celebración de la salida del país del dictador Yahya Jammeh, tras 22 años de mandato. Y es que el equipo del nuevo presidente, Adam Barrow, ha descubierto un agujero en las arcas del Estado, de nada más y nada menos, que de 11 millones de dólares.

Jammeh, que no ha reconocido su derrota hasta el final, abandonó Gambia y voló el sábado 21 por la noche a Guinea Ecuatorial, pero no sin antes haber cogido, en dos semanas, todos los bienes y dinero que ha podido. Jammeh se ha encargado de enviar al Chad en un avión varios artículos de lujo, entre los que había coches. La nueva coalición está avergonzada de cómo un gobernante, ha podido saquear de esta manera las arcas del Estado.

Barrow, juró su cargo como presidente en la embajada de Gambia en Dakar. La retirada de Jammeh y su familia, ha sido una victoria democrática en África teniendo en cuenta que existen muchos países con líderes autoritarios y la mayor parte de la población pide un cambio en el continente. Gambia se enfrenta ahora a una nueva etapa en la que el recién llegado gobierno cuenta con pocos recursos económicos.