Caixabank cederá al Ayuntamiento de Sevilla viviendas para alquiler social

El Ayuntamiento de Sevilla y Caixabank en Andalucía Occidental alcanzan un acuerdo para poner a disposición viviendas a Emvisesa para alquiler social que serán adjudicadas a personas en riesgo de exclusión social o riesgo inminente de pérdida de la vivienda. El proyecto abarcará entre 15 y 25 pisos distribuidos por distintos puntos de la ciudad.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el director territorial de CaixaBank en Andalucía, Rafael Herrador, han explicado, junto a los concejales delegados de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y de Empleo y Bienestar Social, Juan Manuel Flores, y al gerente de Emvisesa, Felipe Castro, que el acuerdo sobre estas viviendas pasarán a ser adjudicados a familias que cumplan una serie de requisitos sociales. No obstante, en ningún caso abonen en concepto de alquiler más del 30% de sus ingresos. Se establecen, en cualquier caso, unos máximos de entre 75 y 125 euros en función del tamaño de la vivienda.

alquiler social, Sevilla, viviendas

Espadas explica que, mediante este convenio, se podrán ir incorporando otras viviendas disponibles de CaixaBank, pero también servirá de base para la adhesión de otras entidades y de, incluso, particulares. Así, incide en su apuesta por que este año se cree un programa de alquiler social en inmuebles privados teniendo en cuenta que existen 273 personas demandantes de vivienda que cumplen los requisitos de alquiler social, existiendo 80 que requieren soluciones urgentes.

“Con este acuerdo, avanzamos en la ampliación del parque social de vivienda respondiendo además a los compromisos y acuerdos que compartimos todos los grupos políticos. Y esto es parte del resultado de un trabajo que se viene produciendo desde hace meses y que ya se puso de relieve en la reunión que mantuvimos con todas las entidades bancarias que operan en la ciudad en abril de 2016”, ha detallado.

Señala que, tras dar respuesta “urgente” a la demanda de vivienda existente en primavera de 2015, con la adjudicación de todos los pisos de Emvisesa, se ha conseguido incorporar en este año y medio de mandato otras 60 viviendas al parque público.

Recuperación de unos 50 pisos más

En este sentido, menciona también los procesos de recuperación de viviendas desocupadas de la empresa municipal tras incumplimiento de las condiciones de los contratos por parte de sus inquilinos para su cesión con uso social. Espadas hace referencia a las adjudicadas a un usuario que después no las ocupa, tras lo que Emvisesa ha de recurrir a la vía judicial para su recuperación, estando en este caso “unas 40 o 50 viviendas pendientes de recuperar”.

Con estas actuaciones el gobierno tiene como objetivo incrementar el parque de viviendas disponible con fines sociales. De esta forma, Espadas indica que se han firmado un total de 417 contratos en este año –311 en alquiler y 106 en venta. Entre ellos, casi un centenar se han adjudicado a través de procedimientos de excepcionalidad al tratarse de personas con situaciones urgentes como un lanzamiento de sus viviendas.

“Se ha ido cumpliendo la hoja de ruta marcada por el Pleno de vivienda desarrollado en noviembre. A todos nos gustaría ir más rápido, pero no hemos parado ni un sólo segundo”, recalca.

De su lado, Herrador ha puesto en valor las medidas municipales lanzadas para buscar soluciones al problema de la vivienda y ha destacado las colaboraciones puntuales de CaixaBank ante situaciones de urgencia.

Recuerda que la entidad cuenta con un programa propio de viviendas sociales, al que se adscriben unos 1.000 inmuebles, cediendo ahora estas 15 al Consistorio. “Se trata de ayudar a que no se lleguen a situaciones límites”, se explica desde el citado banco, que actualmente no cuenta con viviendas libres, ya que asegura que suele adaptar a los inquilinos el alquiler para que puedan permanecer en el piso.