Proyecto para la Quinta Torre de la Castellana

Las 36 plantas de la Quinta Torre de la Castellana ocupará el actual agujero de lo que se propuso como el Centro Internacional de Convenciones durante mandato de Alberto Ruiz-Gallardón para albergar un campus universitario vertical con capacidad para 6.000 estudiantes, de Instituto de Empresa, concebido para ser pionero en Europa, o un centro sanitario de primer nivel enfocado especialmente a la medicina deportiva, a cargo de Quirón.
Caleido, el nombre que Inmobiliaria Espacio, no OHL, ha dado a la futura Quinta Torre, comenzará su construcción a principios de marzo. El conjunto albergará además un área comercial y de servicios y una gran zona verde de 33.000 metros cuadrados donde tendrá cabida el deporte, la cultura o conciertos al aire libre, entre otras actividades.
El proyecto se traducirá en la creación de 1.559 puestos de trabajo durante su construcción y de 3.992 durante su explotación. La inversión total, incluyendo costes edificación, urbanización de la parcela destinada a zona verde, tasas y canon, superará los 300 millones de euros.
Su construcción dinamizará un entorno que carece de oferta comercial, hostelería y ocio y mejorará las conexiones al eliminar la barrera que hoy presentan los terrenos sin edificar, han defendido este martes tanto el presidente de Inmobiliaria Espacio, Juan Villar-Mir; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.
La construcción del nuevo edificio, que finalizará en el último trimestre de 2019, mejorará la conexión entre Monforte de Lemos y Paseo de la Castellana al eliminar la barrera urbana que plantea esos terrenos sin edificar.
SOLAR
La superficie del solar, situado en el paseo de la Castellana 259, es de 66.972 metros cuadrados. En ella se incluye tanto la parcela dotacional donde estaba previsto construir el Centro Internacional de Convenciones, de 33.325 metros cuadrados de superficie, como la zona verde aledaña, de 33.647.
Los terrenos son propiedad del Ayuntamiento de Madrid, que ha cedido su uso a la compañía Icono Torre Vida S.A.U. durante 75 años con un canon anual de 4 millones de euros, tras el correspondiente concurso público, al que concurrieron cuatro empresas.
Caleido ha sido proyectada por el estudio Fenwick Iribarren y Serrano-Suñer Arquitectura. Con una edificabilidad sobre rasante de 70.000 metros y una altura de 181 metros, los usos previstos se contendrán en dos volúmenes diferenciados: una torre de 161 metros de altura desde la plataforma de la Castellana, que se desarrollará en el eje oeste-este con el aspecto de un monolito entre las Cuatro Torres, vista desde el Paseo de la Castellana y que potencia de la imagen de una ‘T’ invertida desde la cara de Monforte de Lemos.
El otro volumen es una edificación de cuatro plantas y 20 metros de altura que se levantará sobre los cimientos construidos en el solar y que desplegará a modo de zócalo en dirección norte-sur. El extenso zócalo estará rematado por una cubierta ajardinada que se comunicará, gracias a la pendiente del terreno, con las zonas verdes exteriores al edificio, y estará dividida en dos mitades por la torre: el sector sur, para uso del centro docente y el sector norte con acceso libre y uso público.