A prisión el ‘kamikaze’ de Guadix

El varón de 40 años y nacionalidad senegalesa que fue detenido el pasado sábado por efectivos de la Guardia Civil en la A-92 a su paso por la localidad granadina de Guadix tras conducir cerca de 40 kilómetros en sentido contrario ha pasado este lunes a disposición judicial, según han informado fuentes del Instituto Armado.

Aunque de origen senegalés, el implicado en el suceso posee pasaporte francés y permiso de residencia en España, teniendo ubicado su último domicilio conocido en la ciudad vasca de Vitoria.

El ‘kamikaze’, que resultó herido leve tras colisionar su automóvil con una barrera de coches patrulla y fue trasladado por ello a un centro hospitalario, recibió el alta y quedó detenido desde entonces en dependencias de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición del juzgado de guardia, que será el encargado de decidir si se le atribuye un delito contra la seguridad vial.

La persecución se inicio en Abla (Almería)

Cabe recordar que fue en el municipio almeriense de Abla donde se inició una persecución cuando el detenido hacía “caso omiso” de las órdenes de detenerse por efectivos de la Guardia Civil al conducir “de manera ‘kamikaze'” por sentido contrario y dada la “reiterada evasión” a los intentos de la Benemérita por que el conductor detuviera el vehículo, en el kilómetro 295 de la A-92 a la altura de Guadix se procedió a cortar la circulación y a crear una barrera con la que finalmente el ‘kamikaze’ colisionó.

Desde el perfil de Twitter de la Guardia Civil indicaron que este incidente no tiene “vinculación alguna con un acto terrorista”, ya que el conductor parece “sufrir problemas mentales”.

Por su parte, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, agradeció, en la misma red social, la labor de los agentes que provocaron el alto al conductor “suicida” y evitaron “una tragedia”.