Al Assad afirma que el Ejército de Siria “está en el camino de la victoria”

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha afirmado que el Ejército “está en el camino de la victoria” tras la toma en diciembre de la zona oriental de Alepo, en manos de los rebeldes desde 2012.

En una entrevista concedida a la cadena francesa RTL, el mandatario sirio ha sostenido que “una victoria será cuando sean eliminados todos los terroristas”, agregando que “se trata de un momento crítico en esta guerra”.

“Nunca he querido hablar, en la historia de una guerra buena. Todas las guerras son malas”, ha dicho, descartando que sea posible “una guerra tranquila, una guerra sin destrucción”.

“No puedes decir ‘esta es una guerra buena’, incluso cuando es por una buena razón, defender tu país, o por una razón noble. Es mala”, ha reconocido.

En la misma, Al Assad ha defendido los bombardeos en el este de Alepo, recalcando que son necesarios para luchar contra el terrorismo.

“La cuestión es saber liberar a los civiles de los terroristas en estos barrios. ¿Es mejor dejarles bajo su poder, con las decapitaciones y las ejecuciones? ¿Es ese el papel del Estado?”, se ha preguntado.

“Hace falta liberarlos y es quizá el precio a pagar, pero, al fin, la gente está libre de los terroristas. Eso es lo que hemos hecho”, ha remachado el presidente sirio.

En otro orden de cosas, ha acusado al grupo Frente Fatá al Sham –antiguo Frente al Nusra– de estar bloqueando el suministro de agua a la capital, Damasco, recalcando que “más de cinco millones de civiles están sin agua desde hace tres semanas”.

“El alto el fuego no afecta al Frente al Nusra o Estado Islámico, y la zona en la que luchamos para liberar (…) está ocupada por el Frente al Nusra”, ha resaltado.

Asimismo, ha asegurado que el Ejército sirio recuperará el control de la localidad de Raqqa, bastión del grupo yihadista en el país árabe.

“Por supuesto, es nuestra misión. Según la Constitución y las leyes, tenemos que liberar cada centímetro del territorio sirio. No hay dudas sobre ello, y no será discutido”, ha afirmado.

Negociaciones en Astaná

Al Assad se ha mostrado además dispuesto a “negociar todo” en la conferencia que comenzará a finales de mes en la capital de Kazajistán, Astaná, recalcando que el Gobierno ya ha designado a su delegación.

“Cuando se habla de negociación sobre terminar el conflicto en Siria o sobre el futuro de Siria, está totalmente abierto, no hay limitaciones para esas negociaciones”, ha manifestado.

“Sin embargo, ¿quién va a estar en el otro lado? ¿Habrá una oposición real?”, se ha preguntado, afirmando que “real significa que tenga sus raíces en Siria, no en Arabia Saudí, Francia o Reino Unido”.

Por ello, Al Assad ha recalcado que “la viabilidad o el éxito de esta conferencia dependerá de este punto”.

Además, ha recalcado que su postura acerca de su continuidad al frente del país “está relacionada con la Constitución, que es muy clara sobre el mecanismo del nombramiento o cese del presidente”.

“Si quieren discutir este punto, hay que discutir la Constitución, que no es propiedad del Gobierno, el presidente, o la oposición. Debe ser propiedad del pueblo sirio, por lo que debe haber un referéndum sobre una Constitución”, ha explicado.

En este sentido, ha indicado que “este es uno de los puntos que puede ser discutido en el encuentro, pero no pueden decir ‘necesitamos ese presidente’ o ‘no necesitamos ese presidente'”.

“Si no lo necesitan, hay que ir a las urnas. El pueblo sirio debe nombrar un presidente, no parte del pueblo sirio”, ha remachado.

Críticas a Francia

Por otra parte, Al Assad ha criticado la ausencia de una Embajada de Francia en el país, argumentando que “es un Estado ciego” que “no tiene relación alguna con Siria”.

“¿Cómo se puede crear una política hacia una cierta región si no puedes ver? La importancia de estas delegaciones es que representan los ojos de los estados, pero eso depende de los estados y de si quieren ver o adoptar una política del avestruz”, ha sostenido.

Asimismo, ha resaltado que Francia “no está en posición de acusar”, recordando el papel de París en la guerra en Libia. “No están para nada en posición de discutir de esto con ningún país del mundo”, ha zanjado.

El mandatario sirio ha tenido también palabras para el candidato a la Presidencia de Francia François Fillon, del que ha dicho que “su visión sobre la lucha contra el terrorismo sin interferir en los asuntos de otros países es bienvenida”.