Telefónica apuesta por las energías renovables

Telefónica ya ha presentado sus objetivos globales de Energía y Cambio Climático para 2020. La principal apuesta de la compañía son las energías renovables como fuente sostenible para el negocio. Se compromete a reducir el consumo de energía al 50%  para 2020 y el 100% en 2030.

El ahorro que supone el uso de energías limpias

Telefónica ha estimado que una vez puesta en marcha los proyectos de eficiencia energética y la utilización de renovables, le supondrá un ahorro de 90 millones de euros. La compañía reducirá a la mitad el consumo de energía por unidad de tráfico y disminuirá en un 5% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

El anuncio de los objetivos coincidieron con la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre cambio climático, COP22, unidos con el compromiso mundial de no superar los 2ºC de temperatura que establece el Acuerdo de París.

Para Telefónica el cambio climático es un reto a corto plazo necesario

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica ha afirmado que “estos objetivos responden perfectamente a la estrategia de crecimiento y despliegue de red de Telefónica: hacer más con menos y tener la Red más eficiente y limpia del sector en términos de energía y carbono. Y lo queremos porque esto es bueno para nuestra cuenta de resultados, para nuestros clientes, para sus familias, y para las generaciones futuras”.

Para Telefónica el cambio climático es un reto a corto plazo necesario y la eficiencia energética una obligación a la hora de abordarlo.