Mayte Zaldívar, Navidades en libertad

Mayte Zaldívar ha comenzado el 2017 de la mejor manera posible: en libertad. La exmujer de Julián Muñoz ha dado la bienvenida al nuevo año con la libertad condicional que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Andalucía le ha concedido.

Una feliz noticia que ha llenado de emoción a toda la familia de Mayte y a su pareja, Fernando Marcos. La ex de Julián ha acudido esta mañana a firmar en el Centro de Inserción Social (CIS) de Málaga donde se vigila su libertad condicional.

Para Mayte esta nueva etapa cierra el infierno que ha vivido durante los últimos años, “un regalo de Reyes anticipado”, como ella misma ha explicado; aún así, su silencio ante la pregunta de los reporteros sobre si olvidará esta experiencia vivida deja claro que no.
Ni Mayte ni su familia podrán olvidar el 27 de octubre de 2014, día en el que entró en la cárcel de Alhaurín de la Torre para cumplir una condena de dos años y medio por blanqueo de capitales; también difícil será no recordar la imagen que ilustra esta noticia cuando salía de declarar en comisaria. Mayte abandonó la prisión el pasado mes de agosto de 2016  entre los besos y los abrazos de sus hijas y su novio.

El futuro de Mayte

Mayte Zaldívar mira ahora al futuro esperando disfrutar de una nueva vida alejada de los focos y al lado de los suyos, aprovechando el tiempo que ha perdido en prisión para estar con sus nietos. “Dentro de unos días podrá ser mi felicidad más completa y podré celebrarlo mejor. Ahora a ser feliz, muchas gracias por todo”, explica a su salida del CIS ante las cámaras.  Aún así no está todo solucionado pues hasta el próximo mes de octubre no disfrutará de libertad plena; además, durante estos meses podría tener que hacer frente a posibles embargos relacionados con la trama del caso Malaya.

Mayte Zaldívar, prisión, libertad, blanqueo de capitales

Mayte Zaldívar, prisión, libertad, blanqueo de capitales