Qué se esconde tras la crisis en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)

Carmen Caffarel sería una de las impulsoras de la operación para provocar la salida de Fernando Suárez Bilbao del rectorado de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), según ha confirmado Irispress.es en fuentes universitarias. Suárez, acusado de plagio en la publicación de artículos académicos, ha convocado, tras destaparse el escándalo, la celebración de elecciones a las que no descarta presentarse.

La operación, según las fuentes consultadas por este medio, se habría gestado en los despachos de la Facultad de Comunicación de la URJC, donde la ex directora de RTVE y del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel ejerce como catedrática de Comunicación Audiovisual. Estas mismas fuentes resaltan como un hecho “no anecdótico” la petición de dimisión que hizo la Decana de esta Facultad, Mercedes del Hoyo, en la reunión del Consejo de Gobierno de la Universidad. La voz de Del Hoyo y la de una estudiante fueron las únicas que se escucharon a favor de una renuncia expresa entre el medio centenar de miembros del Consejo de Gobierno que cerraron la reunión con un fuerte aplauso al rector, aunque tras una crítica general al modo en que se había gestionado la crisis.

Aupar a Caffarel al frente de la URJC, una universidad ‘en números negros’

Las fuentes consultadas circunscriben la rebelión en la Universidad Rey Juan Carlos al ámbito de lo puramente ‘académico’, “a una lucha de poder interno” y no a una disputa de carácter político, aunque otras fuentes apuntan a Podemos y a un sector del PSOE que podrían haber unido sus fuerzas para derribar a un rector con un marcado sesgo del PP. El objetivo último de esta trama universitaria sería aupar a Carmen Caffarel al frente de la Universidad y administrar los saneados fondos de esta universidad pública madrileña, una de las pocas instituciones que ha vadeado la crisis -su balance económico arroja superavit-.

Los datos resultan elocuentes. La URJC ha crecido exponencialmente en los últimos ejercicios, es la segunda universidad de Madrid en número de alumnos matriculados y la séptima a nivel nacional y es la que más Dobles Grados oferta. Además aparece en el número ocho de las entidades que más patentes ha solicitado. Con ese balance, la URJC, ha logrado escapar de los números rojos, como los que tiene la Universidad Complutense, ahogada por las deudas y ’técnicamente’ en quiebra. Asímismo, es de las pocas universidades españoles que ha mejorado su posición en los diferentes ránkings de excelencia académica y de investigación que han mejorado en los últimos años.

La Universidad Rey Juan Carlos fue creada en 1996, y desde entonces mantiene una relación privilegiada con la Comunidad de Madrid, que inyecta cada año una gran partida presupuestaria a sus arcas. De hecho, en diversas ocasiones ha sido criticada por disfrutar de un trato de favor de la administración, como ocurrió cuando realizó unos cursos especiales online para que comisarios de policía pudieran obtener la carrera de Criminología.

Una denuncia que llegó desde Galicia

Las acusaciones del plagio de Fernando Suárez los destapa, curiosamente, un medio de comunicación gallego y no madrileño. Los hechos se remontan al 16 de octubre de 2016, cuando el Correo Gallego  publicó  en el ‘Anuario del Derecho Español’ había un artículo firmado por Suárez que aparentemente casi calcaba la obra de otro jurista. Posteriormente, eldiario.es denunció hasta nueve presuntos plagios cometidos por el rector. Unos hechos negados reiteradamente por Suárez. Cinco de los afectados, los profesores Miguel Ángel Aparicio, Carlos Barros Guimerans, Ignacio Fernández Sarasola, Emilio La Parra López y Luis Barbastro pidieron conjuntamente la destitución del rector y reclamaron la intervención de la Dirección General de Universidades en el tema, pero no han acudido, que se sepa, ante la justicia para denunciar los hechos.