Al día le faltan horas #En60″

¡Ojalá el día tuviera más horas! Seguro que esta frase la has escuchado más de una vez. Pues es un deseo hecho realidad. Varios astrónomos, los mismos que compilaron 3.000 años de registros celestes, han descubierto que con cada siglo que pasa, el día en la Tierra se alarga dos milisegundos.

Esto supone que la Tierra ha ido variando en su estado de rotación. Nuestro planeta se formó hace 4,5 millones de años y se cree que recibió un impacto del tamaño de Marte que provocó que un día en la Tierra pasara de seis a 24 horas.

 

Al variar el estado de rotación de la tierra se altera el tiempo en que transcurre una vuelta completa, es decir, un día de ¿24 horas?

 

Los expertos aseguran que desde hace tiempo se sabe que la rotación de la Tierra se está desacelerando. El principal efecto de esta frenada lo causan las mareas por la gravedad de la luna. Y cuanto más despacio gira la tierra, más crece la luna, alrededor de 4 cm al año.

Aunque aquellos que necesitan más horas al día tendrán que esperar dos millones de siglos para que un día tenga 25.