¿Por qué no afecta el mercado del petróleo al IBEX?

El acuerdo de la Organización Exportadores de Petróleo (OPEP) tiene en vilo a gran parte del mundo político y económico, produciendo una fuerte incertidumbre dentro de los distintos mercados financieros a nivel global. Sin embargo, el IBEX no se ve afectado por estas variables. Conoce por qué, a continuación.

 

Desde principios de año se ha agitado el fantasma de la inestabilidad de los mercados financieros a nivel global debido a las dudas que genera el precio del petróleo y del acuerdo que se espera por parte del OPEP. Ahora bien, no todos los mercados son iguales y homogéneos, por lo que existen países que no deberían prestar especial atención a ese fenómeno para ver lo que sucede con la Bolsa y Mercado de Valores.

 

Un claro de ejemplo de ello es el IBEX 35. Primero, vale aclarar qué es IBEX 35: se trata nada más y nada menos del principal índice bursátil de referencia de la bolsa española , el cual se es elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME). El IBEX 35 está formado por las 35 empresas (de allí el número que complementa el nombre) con más liquidez que cotizan en el Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE) en las cuatro bolsas españolas ubicadas en las 4 regiones principales: Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia.

 

Por ejemplo, el miércoles 30 de noviembre IBEX 35 ha comenzado la sesión con un muy ligero descenso del 0,07%, que daba como resultado la posibilidad de cotizar al selectivo de la Bolsa de Madrid en 8.660,5 puntos. Sin embargo, en apenas unos instantes después volvía a entrar en un terreno levemente positivo.

 

El clima dentro de la BME estuvo marcado por una jornada en la que los inversores se movilizaron pendientes del discurso que pronunciaría Mario Draghi en Madrid y de un posible acuerdo de la Organización OPEP para estabilizar la oferta de crudo de petróleo a pesar que no existe una probada y duradera relación que determine que en España se cumpla aquello de si el petróleo baja, baja la bolsa; si el petróleo sube, sube la bolsa”.

 

Diferentes estudios remarcan que la correlación entre el Brent, un tipo de petróleo que se extrae principalmente del Mar del Norte y el cual marca la referencia en los mercados europeos, y la Bolsa española ha sido históricamente muy baja e incluso negativa hasta el año 2008, cuando empezó a volverse positiva dicha correlación producto de la crisis mundial económica, donde todo iba a la baja. Los años seguideros todo volvió  a la normalidad hasta el verano del 2015 cuando empieza a bajar el petróleo y empieza a bajar la bolsa sin saber poder obtenerse una razón que lo justifique ni una teoría económica que la avale.

 

En esa misma dirección podemos señala lo que acaba de ocurrir durante el día de hoy: según ha trascendido, los países productores de petróleo agrupados en OPEP habrían acordado este miércoles en Viena el primer recorte de producción desde la crisis del 2008, tal como informa la agencia Reuters. Así, la OPEP reduciría su producción de crudo a 32,5 millones de barriles diarios y lo que, entre palabras, supone retirar la importante cantidad de  1,2 millones de barriles diarios del mercado.

 

Ese aviso, como no podía suponer de otra forma, repuntó las acciones de las grandes petroleras europeas, como es el caso de Repsol, que subió un 4,3%. Sin embargo, el IBEX 35 cerró con un magro 0,24% y sigue sin recuperar la cota de los 8,7000 puntos, por lo que la correlación existente entre el IBEX 35 y el petróleo no es tan evidente como algunos querían hacer creer.

 

De esta manera, el IBEX 35 continúa estancado y los próximos días serán claves para ver como terminará el 2016 y recibirá el 2017 la Bolsa española. Algunas respuestas señalan que el mercado de valores español necesita aún unos meses más de estabilidad y previsión para poder encarar un rumbo al alza superior a los magros índices conseguidos hasta el momento y con el piso de los 8,600 puntos como una barrera que parece infranqueable.