Pulso económico de la semana en 60″

Si tenemos en cuenta indicadores como la inflación se puede afirmar que la crisis económica forma parte del pasado.  Los precios siguen con su racha de crecimiento y se mantiene en torno al 0,8%. Y buena parte de la culpa de esta subida tiene que ver con el consumo interno, que sigue aumentando.

Gastamos más, y eso es bueno, y también cumplimos mejor con nuestras deudas, otro indicador de que salimos del bache. La tasa de morosidad ha bajado en dos décimas en este trimestre y se sitúa en el 9,2%. Este dato significa que ha bajado casi un 40% en dos años. A pesar de ello, el lunar sigue siendo el déficit público, la deuda de las Administraciones Públicas, que supera el 100,1% del PIB en el 3T.

Y en el exterior seguimos mirando a Trump y su anunciada política económica. Según los analistas de Caixa Bank, los inversores creen que la nueva política fiscal acelerará el crecimiento y la inflación de la economía norteamericana en los próximos meses lo que unido a una subida de interés de los tipos, del precio del dinero se traduce en un repunte de la renta variable en los mercados.