¿Sabías qué es alorgasmia?

La verdad que no se utiliza muy frecuentemente, y posiblemente lo estás leyendo ahora y ni sepas por donde va a ir el asunto, en un principio puede sonar parecida a anorgasmia, que es la ausencia o incapacidad del orgasmo en la mujer en la relación, ósea una disfunción en toda regla. Pero aunque suene a disfunción sexual, no está catalogada como tal.

La mayor protagonista de este raro término es la imaginación, sisi la imaginación. Para no dar más rodeo, alorgasmia es el hecho de mantener una relación y en pleno acto fantasear con otra persona, que no es tu pareja.

Ahora es cuando nos suena a todos la alarma, y si ¿nuestra pareja lo hace al mantener sexo con nosotros? La imaginación de otra persona es invisible para nosotros, y por mucho que lo preguntemos y reafirmemos es posible que nunca sepamos si nuestra pareja en pleno momento está pensando en la persona que tiene delante, o por su mente pasa Brad Pitt, Angelina Jolie o el portero de la casa de enfrente.

Por supuesto aclaramos que no es una enfermedad, pero desde luego no es agradable y me incluyo al decir que solo pensar en ese hecho molesta, y mucho. Siguiendo con la alorgasmia en si, siempre hemos dicho que el sexo es un acto de egoísmo
positivo, y si alguien se nos cuela en los pensamientos a la hora de hacer el amor, y enriquece encima el deseo y el momento, no debería considerarse como algo malo.

El problema es cuando esto empieza a ser recurrente, ya que puede destrozar por supuesto la pareja o llevar a problemas de discusiones. Es raro quien no puede sentir ciertos celos ante esta situación, y puede volvernos muy desconfiados. También he decir, que esto de pensar en terceras personas, es una de la filias, que más se está aceptando entre parejas, por el simple hecho de que en esa pareja que acepta esto habrá confianza suficiente como para saber que fantasear con otro no significa que no se quiera a la pareja. O incluso a veces para salir de la simple rutina que sin querer se va apoderando de la vida sexual de muchos.

Es un tema que llevaría mucho a debate, y supongo que muchos al leerlo pensaremos que nosotros no compartiríamos esta filia, pero en este mundo hay de todo, y por suerte o desgracia, fantasear es gratis y no está catalogado como algo malo.