Guerra, miseria y también homofobia

Los derechos de los homosexuales en África están limitados en comparación con otros continentes. Muchos países criminalizan al colectivo LGTB y otros tantos no tienen leyes que protejan a las minorías sexuales de delitos de odio o discriminaciones.

Costa de Marfil, era uno de los trece países del continente que nunca ha criminalizado los actos homosexuales, hasta hoy.

Un tribunal de Costa de Marfil ha condenado a 18 meses de cárcel a una pareja homosexual, convirtiéndose en la primera sentencia de este tipo en el país. Los condenados, dos residentes de la localidad de Sassandra, ubicada en el suroeste del país, admiten haber mantenido relaciones sexuales, asegurando que son pareja y que no consideran haber cometido ningún delito.

Algunos homosexuales en África solo tienen dos opciones reprimir sus sentimientos o huir a otro país. Y es que en el continente ser homosexual es un delito castigado en cuatro países con pena de muerte y con prisión en otros 30.