Una deuda interminable

Mariano Rajoy sigue enfrentándose al rescate bancario que negaba en 2012, año en el que las autoridades del Eurogrupo inyectaron dinero a España para rescatar al sistema financiero, debido a la crisis de solvencia que sufrían la mayor parte de las cajas de ahorro.

Nuestro país ha devuelto ya 6.600 millones de euros de los 41.300 que debía. Ahora la deuda está en 34.700 millones de euros. España tendrá que cumplir un nuevo ajuste de 5.500 millones de euros para los presupuestos generales del Estado 2017.

Bruselas felicitaba a Mariano Rajoy por acabar con el bloqueo político y lograr su segundo mandato como presidente. Una felicitación acompañada con más presiones y nuevos desafíos porque aunque en dos años España ha crecido por encima de la media de la zona euro, el paro continúa siendo muy elevado, alrededor de un 20%.

Además nuestro gobierno continua siendo uno de los más endeudados del mundo. Las administraciones públicas acumulan deudas por valor de 1,095 billones de euros, superando el 100% del PIB.