Internet juega cada vez un papel más importante entre la población a la hora de informarse y los políticos son conscientes de ello, por eso la campaña electoral de Estados Unidos se ha luchado también en las redes sociales y a través de múltiples portales de Internet.

Grupos de apoyo en Facebook, campañas virales a favor de las políticas propias y en contra de las debilidades del adversario, mensajes automatizados en Twitter… son algunas de las estrategias utilizadas por los equipos del candidato republicano Donald Trump y de la demócrata Hillary Clinton para hacerse fuertes en Internet.

Una investigación de la Univesridad de Carolina del Sur ha concluido que alrededor de una quinta parte de todos los ‘tuits’ publicados en Estados Unidos sobre las elecciones son producto de ‘bots’, programas informáticos que son programados para difundir a través de la red social mensajes automáticos.

Los investigadores analizaron cerca de 20 millones de ‘tuits’ de 2,8 millones de usuarios con etiquetas sobre las elecciones como #trump2016, #imwithher, #nevertrump, #neverhillary y descubrieron que alrededor de 400.000 usuarios sospechosos de ser ‘bots’ estaban detrás de 3,8 millones de mensajes.

Google, que se ha convertido en una importante fuente de información para muchos usuarios de Internet, también ha jugado un importante papel en la contienda entre ambos candidatos durante la campaña electoral.

La evolución de las búsquedas por Trump o Clinton refleja, al igual que lo hacen las propios sondeos electorales, lo igualado de la carrera hacia la presidencia.

Este otro mapa refleja quién ha ganado en búsquedas en Google en cada territorio desde septiembre. Como se observa en el gráfico, Trump ha ganado todas las semanas, excepto dos, la del 17 de septiembre y esta última de noviembre, en la que Clinton se ha alzado vencedora.

Más disputado parace la lucha de los dos candidatos por captar el interés de los Internautas en la plataforma de vídeos YouTube. Como ocurre en las búsquedas de Google, Clinton parece haberse impuesto en la última semana.