¿Por qué internan en los centros CIE a los inmigrantes? #En60″

El motín de las once horas de caos en el CIE de Aluche, no es el primero que ocurre y vuelve a poner de actualidad  la situación de los extranjeros en estos centros. En primer lugar, los CIES son instituciones para acoger a inmigrantes sin papeles hasta que se resuelva su expediente. Es decir, si se acuerda tramitar su permiso de permanencia  o bien su expulsión. No son cárceles y sus internos no pueden ser tratados como reclusos. Aún así, carecen de libertad de movimientos. No pueden salir del recinto. La ley dice que no se puede permanecer en un CIE más de 60 días y se ingresa por orden judicial, pero no siempre estos plazos se cumplen.

Esta situación ‘especial’ han provocado numerosas críticas de numerosas ongs, quienes los califican como cárceles encubiertas y lugares donde se limitan los derechos de sus habitantes. Además, aquellos internos de un CIE que finalmente sean expulsados, no pueden de regresar a la UE en 5 años.

Los detractores de los CIEs entienden que son fruto de una legislación migratoria restrictiva y se amparan en que más de la mitad de las personas que ingresan en ellos son finalmente puestos en libertad.