El tenor Juan Diego Flórez y Telefónica lanzan el proyecto ‘Sinfonía por el Perú’

Belleza musical y tecnología se unen en un proyecto: ‘Sinfonía digital’ que servirá para impulsar la educación social de niños y jóvenes en situación vulnerable.

La belleza musical llega de la mano del mejor tenor lírico del mundo, el peruano Juan Diego Flórez, que junto con Telefónica abarcan este proyecto global que arranca en Latinoamérica y que combina música y tecnología como palancas de la educación e inclusión social, dirigido a niños y jóvenes con escasos recursos.

La puesta en marcha de un nuevo núcleo de ‘Sinfonía por el Perú’ será en Lima, que beneficiará inicialmente a 600 niños. Además se implementará una web con contenidos educativos musicales que suponga un lugar de encuentro para los docentes y alumnos.

“Estoy muy ilusionado de poder celebrar estos veinte años sobre los escenarios poniendo un concierto al servicio de los niños y jóvenes que luchan por su futuro gracias a la música.  Nos sentimos muy contentos de haber encontrado un socio en nuestro proyecto educativo musical como Telefónica, que valora todo el esfuerzo hecho hasta la fecha y que ayudará a que miles y miles de niños y jóvenes puedan desarrollarse y descubrir la música gracias a la tecnología”, ha comentado Juan Diego Flórez durante la presentación del proyecto.

Más allá del proyecto, la colaboración entre el tenor y Telefónica servirá para potenciar el atractivo que ofrece la música al público general, utilizando creatividad y tecnología. Un ejemplo de ello será el concierto único que se celebra el 4 de octubre en el Teatro Real de Madrid, hacia el final de la segunda parte del concierto la Orquesta PreJuvenil ‘Sinfonía del Perú’ hará su irrupción el auditorio de Telefónica Perú, logrando una transmisión en tiempo real que unirá a dos continentes.

El tenor actuará junto con la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, bajo la dirección de Pablo Mielgo. Un proyecto que no solo tiene un carácter social y educativo, también pretende dar visibilidad a la música clásica aprovechando todo el potencial de las nuevas soluciones tecnológicas.