PP y Ciudadanos fijan fecha para firmar reformas

El PP y Ciudadanos firmarán este viernes el Pacto por la Regeneración y contra la corrupción que recoge de forma “literal” las seis condiciones que el partido naranja exigió para poder negociar su apoyo a la investidura de Mariano Rajoy. A partir de dicha suscripción, ambos partidos comenzarán a negociar un acuerdo que permita sumar sus votos para intentar sacar adelante la investidura del líder del PP.

Así lo confirmó Rajoy este jueves en una rueda de prensa en la que también precisó que se pondrá un plazo de aplicación de las condiciones que podría ser de tres meses a contar desde la reelección del presidente.

Tras exponer a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que está dispuesto a someterse al debate de investidura –tras haber recibido el encargo del Rey hace casi 20 días–, Pastor fijó la fecha de la sesión de investidura los días 30 y 31 de agosto. El jefe del Ejecutivo, tras anunciar el acuerdo con Ciudadanos, aseveró que ya no tiene la seguridad de que vaya a ser derrotado en ese debate.

“Hoy estoy en disposición de ir a la investidura”, ha sido su afirmación en rueda de prensa tras su reunión con Albert Rivera, para añadir después: “No se acude cuando se tiene la certeza absoluta de que no se va a ser investido, por eso ahora voy a la sesión de investidura”.

Ambos dirigentes políticos mantuvieron ayer su cuarto encuentro tras las elecciones de junio, que ha durado una hora. Pero el presidente del PP dijo también que tiene intención de hablar en “próximas fechas” con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque si cierra el pacto con Ciudadanos y también con Coalición Canaria, con la que también negocia, los 170 escaños que sumen no serán suficientes para ser investido. Seguirá necesitando al menos once abstenciones.

“Le pediré su colaboración o que plantee la alternativa que estime oportuna”, ha asegurado, para advertir una vez más de que no lograr la formación de un gobierno sería “un fracaso sin paliativos”.

“CUANDO ME COMPROMETO, LO CUMPLO”

El pacto contra la corrupción que este viernes van a firmar los portavoces parlamentarios del PP y de Ciudadanos incluye la retirada de los cargos públicos imputados o la creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la financiación del PP.

“Cuando me comprometo a algo lo cumplo”, dijo Rajoy preguntado por la disposición de su partido a poner en marcha estas medidas. Lo importante a su juicio es “cerrar esto a la mayor celeridad posible” y empezar a trabajar en los temas que él considera realmente urgentes: los próximos Presupuestos para 2017, el techo de gasto, el cumplimiento de la senda de estabilidad que exige Bruselas.

Su objetivo, ha recalcado Rajoy, es que empiece a trabajar “un gobierno con plenos poderes” y evitar otras elecciones. “Hoy las cosas están mejor”, han zanjado.

Los seis puntos de la oferta son los siguientes:

1. Separación inmediata de cualquier cargo público imputado formalmente por delitos de corrupción política — lo que ahora se llama ‘investigados’– hasta la resolución completa del procedimiento judicial. “No se sentará ni en los gobiernos ni en los escaños si Ciudadanos está en una negociación”, sentenció Rivera cuando presentó su oferta.

2. Eliminación de los aforamientos ligados a cargos políticos y representantes públicos. Se trata de acabar con los “privilegios” que, según Ciudadanos, tienen los políticos frente al resto de los ciudadanos. “Todos a primera instancia”, reclamó el líder del partido naranja. Eso sí, el aforamiento de diputados y senadores y de los miembros del Gobierno está blindado en la Constitución de 1978.

NUEVA LEY ELECTORAL DE CIUDADANOS

3. Nueva ley electoral para incrementar la proporcionalidad. Según Rivera, “después de 40 años” con la ley actual, cuya última gran reforma es de 2011 (en la que se implantó el voto rogado para el exterior), es necesario redactar una nueva que, entre otras cosas, contemple “listas desbloqueadas” para que los votantes puedan “escoger personas y no sólo partidos”.

La nueva norma, según Ciudadanos, también tiene que garantizar “que todos los votos valgan igual” o que haya “una mayor proporcionalidad para que no haya españoles de primera y de segunda”; así como acabar “con el laberinto del voto rogado” para que el voto de los extranjeros también valga igual.

Al tratarse de una ley orgánica, su aprobación exige un respaldo de la mayoría absoluta del Congreso, lo que supone 176 diputados. Y es tradición respetada que las leyes electorales, al formar parte de las reglas del juego de la democracia, cuenten con el voto de al menos los dos partidos mayoritarios.

4. Eliminar la posibilidad de indultos a condenados por delitos de corrupción política. El PP asegura que no los concede, pero faltaría que la ley lo prohibiera expresamente para que no dejar la cuestión al albur del Gobierno de turno. Ciudadanos exige que “no se pueda anular la justicia por compadreo entre amigos políticos”: “No queremos volver a ver corrupción política y encima que nos la restrieguen por la cara con indultos”, demandó Rivera.

LIMITAR MANDATOS

5. Limitación del ejercicio de responsabilidades de presidente del Gobierno a un máximo de ocho años o dos mandatos, una idea que Ciudadanos quiere implantar para evitar que pueda “perpetuarse” en el poder. Según dijo el dirigente ‘naranja’ Fernando de Páramo, si se aplicara, ésta sería la última legislatura de Mariano Rajoy.

6. Más Transparencia, para lo cual se reclama la creación de una Comisión de Investigación Parlamentaria sobre “la presunta financiación ilegal del PP” del ‘caso Bárcenas’, por los ‘papeles’ del que fue tesorero del PP nombrado por Mariano Rajoy. “Que se investiguen las responsabilidades políticas que se diriman de la financiación ilegal presunta del PP”, exigió.

Category: Noticias, Política