La paradoja de Río 2016

Agua verde, llamadas de atención a los aficionados, quejas de tenistas sobre los horarios de los partidos, errores en los diseños de las banderas….hablamos de los Juegos de Río. Pero si decimos récord mundial y olímpico en natación, tiro con arco y lanzamiento de martillo entre otros, también estamos hablando de los Juegos de Río.

Las olimpiadas son objeto de muchas críticas por su deficiente organización. Las caras de los atletas cuando vieron el agua verde en la piscina de saltos al llegar a competir hablan por si solas. En un principio la organización culpó  del color del agua al “uso excesivo” de las piscinas pero finalmente la Federación Internacional de Natación informó de que lo ocurrido había sido porque tanques de agua se quedaron sin productos químicos de tratamiento.

Nadal también se quejó la actuación del japones con el que se disputaba la medalla de bronce que desapareció durante 12 largos minutos en pleno partido y nadie fue a llamarle ni avisarle para volver a la pista. No nos podemos dejar en el tintero la ruidosa actuación de los aficionados en las competiciones, en numerosas ocasiones han sido los propios atletas los que han tenido que pedir a la organización que controle el bullicio para poder concentrarse.

Seis mundiales y once olímpicos en Río 2016

La otra cara de la moneda de los juegos de Río son los numerosos récords que se están batiendo. Hasta el momento, seis mundiales y once olímpicos.

En natación es donde mas marcas se han batido. Se han superado récords mundiales y olímpicos al mismo tiempo. Michael Phelps cierra su carrera como el deportista con mas medallas de oro en la historia; En tiro y lanzamiento de peso los chinos han sido los protagonistas batiendo cuatro veces las marcas olímpicas. La polaca Anita Wlodarczyk amplió su dominio en la competición femenina de lanzamiento de martillo al establecer un récord del mundo con 82,29 metros.

Pese a todos los defectos organizativos, la intensidad de los juegos de Río no decae, la antorcha olímpica sigue encendida y los atletas nos están haciendo vibrar en todo el mundo.