Cinco menores ‘protegidos’ por la Generalitat, víctimas de explotación sexual

Al menos cinco de los siete menores bajo tutela de la Generalitat que fueron explotados por un grupo criminal dedicado a la pornografía infantil contactaron con la red una vez ya estaban dentro del sistema de protección social público catalán, mientras que los otros dos lo hicieron antes.

Lo ha explicado este viernes en declaraciones a los medios el director general de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), dependiente de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Ricard Calvo, que ha añadido que el contacto de los cinco tutelados con la red fue “muy poco”.

Los dos que habían tenido contacto anterior con la red entraron en un centro de acogida en Amposta (Tarragona) por una situación de desamparo, y podrían haber influido en que los otros cinco –que se encontraban en un Centro Residencial de Acción Educativa (Crae)– contactaran con la organización, según fuentes cercanas a la investigación.

El secretario de Asuntos Sociales y Familias, Francesc Iglesies, ha defendido que los técnicos del sistema de protección fueron los que detectaron esta situación de riesgo en el Crae de Tortosa (Tarragona) y, tras establecer un diálogo con las víctimas, permitieron que se siguiera la pista a la red, en la que se produjeron las primeras detenciones una semana después.

Tras 14 meses de trabajo se ha podido desarticular la red, que ha explotado a 80 menores, de los que se han identificado 29, ante lo que Iglesies ha hecho hincapié en que no se trata de un caso producido en un Crae, sino que es una red internacional, y ha rechazado dar más detalles porque se trata de una investigación bajo secreto de sumario.

 

La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, de la Generalitat comparecerá  en el Parlament

 

Preguntado por si la administración ha protegido bien a estos menores, Iglesies ha defendido que sí que lo han hecho, y ha afirmado que “lo que ha fallado” es que hubiera una red criminal con este nivel de organización y esta capacidad de detección y captación de víctimas en situación de vulnerabilidad extrema.

Ha explicado que las víctimas tienen un perfil común, son adolescentes vulnerables procedentes de familias desestructuradas, y en algunos casos bajo tutela del Govern, y ha dicho que la red tenía años de trayectoria, experiencia en detectar y seducir a sus víctimas “potenciales”, y recursos en cuatro países.

También ha asegurado que la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, tiene voluntad de comparecer en septiembre en el Parlament sobre este tema, tal como pidieron los grupos de la oposición este jueves.