El préstamo bancario crecerá en el tercer trimestre

Nos guste o no, la economía mundial sigue influida por el Brexit, y todos los países miran de reojo los grandes indicadores para saber si el enfermo, es decir el sistema económico, cuenta con un alto grado de resiliencia, o sea de aguantar el dolor. Y de momento, a pesar del vaivén incial de los mercados que enfilaron la cuesta abajo, los bancos centrales, tanto el europeo como el británico aguantan el tipo.

Eso se traduce en que ambos bancos mantienen el precio del dinero, es decir, los tipos de interés. Y aplazan la decisión hasta septiembre, cuando haya un poco más de perspectiva para evaluar y revisar las previsiones de crecimiento. Un mensaje de prudencia y tranquilidad que, al menos, han relajado un poco la tensión en las bolsas.

Así que con la mirada puesta en la vuelta del verano, hay que decir que, en España, el futuro se sigue dibujando en azul. El sector servicios crece a buen ritmo y se convierte en el gran motor de la recuperación. La industria, en cambio, ha retrocedido un 0,4%. Otro indicador de la buena marcha económica, según los analistas de Caixa Research, son los movimientos en torno a los créditos bancarios. Cuanta más confianza hay, con mayor facilidad acudimos a las ventanillas de los bancos y éstos son más proclives a prestarnos dinero.

Los próximos tres meses, según los expertos, el dinero fluirá y anticipan que en el tercer trimestre habrá un fuerte aumento de la demanda de créditos en todos los segmentos, es decir familias y empresas.